RSS

“En algún lugar del cielo entre Madrid y Barcelona”

06 Jul

Lee con calma, como el primer café largo de una mañana de domingo; como el tentempié pausado de la tarde de un sábado; como el queso curado y el vino de reserva de una noche de verano. Clica sobre las letras y se abrirá una ventana que te abrazará con mis palabras… Os quiero.

“Nelo, el agente, no pudo evitar una poderosa e inquietante sensación de incertidumbre, incluso de desasosiego. Y no lo provocaba el frío intenso allí arriba, el ensordecedor ruido de los motores ni las vibraciones que sacudían el precario fuselaje. Miró al infinito por la ventanilla del avión estafeta y, sin saber por qué, se encontró pensando en el valor de la vida. Tuvo la extraña impresión de que se avecinaban tiempos en que la vida tendría escaso valor. Era un hecho – analizó aún con la mirada perdida en el nítido cielo azul- que el Gobierno había cerrado los ojos a la realidad durante los últimos meses, que sus decisiones, sus actitudes, seguían los dictados de los que se decáin amigos y que se evidenciaban cada vez más como auténticos enemigos. Bajó la vista y murmuró para sí algo que el capitán Abasolo, su jefe y mentor, le enseñó al ingresar en el equipo: “los amigos de la cena pueden ser los enemigos del desayuno”. De repente sintió el aliento de la libertad y de la opresión a un tiempo golpeando en su cogote.

De “El espía de Madrid”, 4 de julio de 1936.

 

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: