RSS

Archivos diarios: 09/09/2011

¡Perdona… pero me he enamorado!

Primero fue ” ¡perdona… si me enamoro“, un relato de Marta Vall Llosera que aunaba aquellos sentimientos más frecuentes que nos causa el amor. Ahora es “¡perdona… me pero me he enamorado“, un compendio de relatos que provocaron aquella primera narración. Se plantean aquí pensamientos y sensaciones de personas que han experimentado el amor. Des del “amor virtual” que propone Antonio Vallejo a la sensación de “vivir sin pedir, vivir sin dar”, vivir en toda la extensión del concepto, que sugiere Miquel Quintana. Del “todos vivimos por amor” de la profesora Elisabth Vargas a la desazón de Andrés “Martillo”, para quien, en un momento dado, el amor fue solo “humo”, y a quien alguien ha respondido con aquella frase de Alfred Tennyson: ” es mejor haber amado y perdido que no haber amado nunca”.

Por David Creus, Miquel Quintana y Elisabeth Vargas; inspirado en un relato de Marta Vall Llosera Font y los comentarios de Andrés “Martillo”, Antonio Vallejo, Susana Tapia y Maite Arbones. (Relato, como siempre, con su melodía. Clica en la imagen de sus autores para escuchar e imaginar)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Bonitas sonaron las palabras. En la barra del café, romántico, un vaso rebosante de amor. Música. Te amaré. El amor está en todas partes, grita el camarero, que reparte bendiciones por doquier. ¡Póngame una penitencia”, le reclama un cliente. “Yo solo sirvo copas, copas repletas de amor”, le replica el camarero.

Entra por la puerta del local el profesor Miquel Quintana. ¡Siéntate a mi mesa!, le reclama Marta Vall Llosera, quien le espeta: ¡es una mesa de amor!. “Amor, pienso, es una sensación. Amor, pienso, es una determinación. Amor, pienso, es todo aquello que nos permite vivir sin pedir, vivir sin dar, vivir. Amor, pienso, es una extroversión de nuestro interior. Amor, es amor”, le contesta Quintana.

Marta llora. En mucho tiempo, es el mejor regalo que ha recibido. De fondo, suena la banda sonora de su vida. ¡Canalla, querido canalla! – me dice-, has arrancado la mejor de mis sonrisas. Unos besos y una agradecimiento son suficientes.

Al otro lado de la barra, desde Puerto Rico, Elisabeth Vargas le dice a los del lado opuesto de la barra, en el Mediterráneo: “todos vivimos por amor y hemos sentido que morimos por amar sin medidas”

¿Es dolor el amor?, le preguntan. “Gracias al amor llegan las más bellas inspiraciones, pero también las más dolorosas”, responde la mujer desde el otro lado de la barra, desde el otro lado del Atlàntico. Razón no le falta.

Y David Creus sentencia: “el amor son aquellas manos con las que los seres humanos movemos el mundo. El amor es el sentimiento que, a medida que caminamos por los senderos de la vida, forma nuestra propia interpretación de las conversaciones que mantenemos con nuestro corazón y nuestra alma”.

¿Olvidamos el amor?. El amor simplemente lo es todo.

 

 

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: