RSS

Intolerante tolerancia. Un grito en carne viva

13 Oct

Hoy, y la situación lo requiere, me permitiréis adoptar una posición más grave y severa. Existe una, cada vez mayor, descarada, sospechosa e intolerante tolerancia con los grupos de extrema derecha en España.

Estos días, con ocasión del 12 de octubre, lo que se repetirá el 20-N, en que según algunas mentalidades, a mi juicio desviadas, murió un “hombre extraordinario”, se han sucedido y repetido escenas, proclamas y gestos de apología y exhibicionismo del fascismo en su más prolija parafernalia que nos retrotraen a épocas de infinita oscuridad.

Dice algunos tertulianos que “saben de todo” que no nos debemos preocupar porque son una minoría. Minoría lo fueron también en la historia más reciente de nuestro mundo grupúsculos que nacieron en “inocentes” encuentros, debates y tertulias de taberna y que luego quisieron hacerse con el poder en viejos y nuevos continentes.

Y el asunto nos debe preocupar porque son grupos que, desde un punto de vista legal, perpetran delitos y son – o deberían ser- inconstitucionales y, desde un punto de vista social, son – o deberían ser- anticonstitucionales. No tienen – o yo al menos no lo veo- reivindicaciones y se echan a la calle, siempre sin pedir permiso y sin obtenerlo, para exhibirse descaradamente, sembrando odio y violencia, para “pisarle el cuello al moro” o “rematar al rojo”. “El nacionalsocialismo es libertad”, proclaman para escarnio de todos.

Observo, aún con mayor preocupación, una sospechosa, a la par que intolerante tolerancia, y lo que es peor, condescendencia e incluso complicidad de los operadores judiciales –entiéndase elementos de la judicatura y de la fiscalía- respecto de la presencia y acciones de estos grupos de la extrema derecha. No se mide por el mismo rasero según el lugar y el sujeto y la democracia sigue evidenciándose vulnerable, extremadamente quebradiza.

Debemos reprobar – y yo el primero- la acción de sujetos que se autoproclaman “indignados”, “antisistema” o cualquier otro que actúan al paraguas de esas banderas y que atacan a diputados como también debemos censurar – y yo el primero- a “raperos” que solo buscan publicidad y cantan a ETA o al Grapo, en un claro ejemplo de apología del terrorismo.

Pero de la misma manera que se actúa con mayor o menor contundencia contra este tipo de sujetos de la supuesta extrema izquierda, debería procederse contra la llamada extrema derecha.

Hoy, desde esta página, quiero aplaudir, con independencia de su color político, la actuación del alcalde de Sabadell (Barcelona), Manel Bustos, que, con las armas legales que las leyes le han puesto a su disposición, prohibió ayer la celebración de un acto de exaltación fascista en su ciudad.

Hay un sujeto llamado Pedro Chaparro, líder de una “cuadrilla” mal llamada Democracia Nacional, – ojo con qué ligereza se emplea la palabra democracia, que parece perder día a día el valor que se le debe otorgar- que ha llamado al alcalde de Sabadell “deficiente mental”. Los “gurús” de las tertulias nos dicen que no nos debe preocupar este fenómeno, que es minoritario.

Bustos ha dado una lección, a mi juicio, al restar importancia al insulto. En los tiempos de crisis que corren, porqué preocuparse por un sujeto de medio pelo que debería mirarse al espejo y comprobar si su cuerpo y su mente están dotados de vida inteligente. Por qué gastar el dinero público en querellarse contra un personaje que sólo busca el factor mediático. El alcalde de Sabadell no piensa querellarse contra el fascista Chaparro. Yo tampoco lo haría, aunque, como el demonio reincide, porque sino no sería el demonio, sigue provocando y ha anunciado querellas y denuncias a destajo contra el alcalde de Sabadell y quien haga falta.

Para perseguir este tipo de conductas, está –o debería estar- instituciones como la judicatura o la fiscalía que, según me consta, posee los elementos informativos necesarios para proceder contra el tal Chaparro, tipo que atesora, por lo visto, algunos elementos absurdos y bufonescos de personajes de series de dudosa comicidad y factura de las que abundan, y mucho, en el panorama televisivo español.

Y mientras se siembra la semilla del odio y la discordia por un lado, con elementos de la siempre facha Plataforma por Catalunya presentes, por otro lado resurgen “fantasmas” mal reprimidos del pasado.

Hablo de Juan José García Mora, concejal del municipio de Masquefa (Barcelona) de una “cosa” llamada “Força Masquefa” y que otrora fuera edil del PP , partido que, al parecer, lo expulsó de sus filas por excesivamente agresivo en sus ideas, lo que da una idea de su posición.

El tal García Mora fue arrestado por atropellar al ex concejal de Urbanismo del pueblo y a otro vecino después de que los atropellados descolgaran una bandera española con simbología inconstitucional en un lugar público, para lo que el atropellador no tenía permiso.

Como quiera que estos elementos de extrema derecha viven del conflicto, porque sin el conflicto serían como chimeneas en verano, al igual de terroristas o maltratadores de mujeres, por poner algunos ejemplos en los que se pide ala sociedad tolerancia cero, el caso de este concejal debería conducirnos a una severa reflexión y a una grave conclusión.

Este sujeto, en 20006, militando aún en el PP –cuya decisión de expulsarlo del partido aplaudo- repartió un panfleto en el que atacaba el nuevo Estatut de Catalunya porque, a su juicio, favorecía a “perros, golfos, ladrones, borrachos, drogadictos y a gente a la que se podía denominar gentuza”.

Por eso, hoy más que nunca, no me preguntéis que haría sin mis recuerdos, los pasados y los que habrán de venir, porque de ellos vivo y quiero vivir para no sucumbir a una oscuridad sin fin. Preguntadme qué haría sin un brazo, sin un ojo, quizás sin una pierna, pero no sin mis recuerdos.

Goyo Martínez.

Anuncios
 

Una respuesta a “Intolerante tolerancia. Un grito en carne viva

  1. Maite Arbones

    13/10/2011 at 21:08

    No podemos olvidar la Historia.. seria (y esta siendo un retroceso) La Historia nos habla de la Sabiduria, sobretodo de aquellos que no apagaron su Voz declarando los derechos Humanos.. Si borramos nuestros Recuerdos, estaremos borrando tambien nuestros aprendizajes, sobretodo y antetodo de los errores (que es de lo que mas se aprende) y es en donde mas se repite.. (desgraciadamente) Las ideas extremistas crean violencia y un extremista nunca estara usando su consciencia.. Yo tampoco olvido ni quiero olvidar mis recuerdos (de los que tanto he aprendido.. ese, es el bagaje..) Gracias Goyo por tus Sabias palabras y Reflexiones..

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: