RSS

Archivos diarios: 14/10/2011

Soñando un mundo mejor

Los muertos, a veces, pesan tanto en los vivos que, en ocasiones, ocupan su lugar. Pero también hay que hacerles un lugar a los vivos. No es fácil morir pero tampoco lo es sobrevivir al horror. Hemos de aprender a vivir con el peso  de la incertidumbre y con un pasado que nunca llega a estar lo suficientemente lejos. ¿Qué trae la guerra, qué trae el conflicto?. Una memoria llena de silencio; un rastro de lo que queda, y de sus habitantes; la muerte de los lugares donde fuimos felices; nosotros, que dejamos de ser los mismos; si nos vamos es para no volver, más que como extraños, al lugar de donde partimos.

Soñando un mundo mejor, una poesía visual de Angel Entrena. Clica sobre la imagen para sentir la música.

 

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

¿ Para qué sirve un recuerdo?

Por Maite Arbonés (Lleida) y Goyo Martínez (Mollet del Vallès, Barcelona)

Como siempre, pues siempre es un sí que no acaba nunca, un relato con música. Clica sobre la imagen.

 

A veces, lo único que nos une a nuestros orígenes son los recuerdos. Yo veo
el tiempo pasado como una gran mancha en la que se mezcla una miríada de
recuerdos. ¿Qué sería de nosotros sin nuestros recuerdos? que, a fuerza de evocación, conforman historias, nuestra historia.

A propósito de ello, recuerdo una historia: hay un día trágico en la vida de un niño cuando descubre que los padres pueden morir. El pensamiento le rondó durante meses a la hora de dormir y existieron momentos en que, por no poder soportar la idea, lloró sin consuelo. Entonces, los padres le prometieron algo que no estaba en sus manos, que no dependía de su voluntad: morirían de viejos, muy viejos, y le acompañarían casi durante toda su vida. En la mente del niño la idea maduró como maduran los dientes:todo tiene un final. Cerró los ojos y se vio niño, cuando sus padres le explicaron recuerdos de hacía 30 años.

No podemos olvidar la historia. ¿Qué seríamos sin ella?. La historia nos habla de la sabiduría, sobretodo de aquellos que no apagaron su voz declarando los derechos Humanos y que murieron para dar la vida.

Si borramos nuestros recuerdos, estaremos borrando, también, nuestros aprendizajes. Si borramos la historia no habremos aprendido de nuestros errores.

El pasado no es pérdida, sino suma. Hoy, quiero dar voz a mis recuerdos, no para ajustar cuentas sino para recordar, recordar para olvidar, recordar para seguir en la brecha.

Y ahora, permitidme que siga con mis recuerdos pues de ellos vivo. Quien no tiene pasado, no sabe lo que ha hecho y no sabe lo que hará. Yo tampoco quiero olvidar. Yo tampoco olvido.

 

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: