RSS

Cuento de Navidad. El sueño de creer en la magia de nuestros corazones. VI capítulo ( y último).

06 Nov

Me acerque lentamente a la estrella. Sobre ella, Xapi me tendió su mano. ¡Acompáñame!, pareció decirme. Sabedor de que en el local todos observaban mis movimientos, dirigí la mirada a Montse, a los sabios, al panadero, Sergi, al amigo David. Todos, o al menos así lo interpreté, me rogaban que alargara la mano. Por momentos, creí entender ese espíritu del que había oído hablar, el de la Navidad. Todos lo poseían, todos sin excepción. Sus miradas ya no reflejaban locura, me transmitían ilusión.

Fue entonces cuando el rey Gaspar, un punto harto de la tardanza de mi decisión, soltó una elocuente frase:

“si no crees en lo que siente tu corazón, nosotros no podremos existir”…

Me imbuí de aquellas palabras. No estoy seguro de quién las pronunció. Poco importaba.

– “Necesitamos de la ilusión de los adultos para hacer felices a los niños.

Al oír la palabra niños no lo dudé un solo instante, alargue mi mano, y me vi sentado junto a Xapi. Sentía como si nunca se hubiera marchado. Fue un momento de verdadera magia. Él, con su voz habitual, me dijo tan solo una palabra que lo decía todo: ¡gracias!.

Alivié una lágrima, solo una; en su viaje, eterno viaje hacia el piso, se detuvo en el brazo de mi hija que disfrutaba como cada mañana de su desayuno, su deseado donut y su cacao, todo lo más.

La pequeña preguntó a Montse por mí y, como si fuera de lo más normal, le contestó que viajaba sobre la estrella, junto a los Reyes Magos, hacia Belén, a adorar al niño, naturalmente. Miró incrédulamente a la estrella y allí me encontró; le sonreí y le prometí que esas navidades que jamás pude darle, esta vez sí, sí se las podía dar.

Sonrió y me regaló un feliz viaje.

Sorprendido por la normalidad de las palabras de mi hija, sentí una enorme paz que me permitió seguir cerca de Xapi en nuestra estrella, viajando hacia Belén.

Pronto, noté la presencia de otro acompañante en nuestra estrella, José. Sus palabras fueron de despedida.

– ¡David!, -comentó sonriéndome-, la Navidad es una manera de trasladar nuestros más sinceros deseos de felicidad a los demás, sintiéndonos niños, aún más niños.

Y aún me pidió una cosa más, la última.

– No busques explicación a la magia que en este cuento has encontrado, pues esa una magia que solo se puede explicar si se entiende que sale del deseo del corazón de cada uno. Con los sabios has aprendido la ilusión y el deseo; su único propósito es sentirse niños, como sus nietos.

Lo entendí. Los viejos sabios ven más cerca la muerte que la vida y eso les devolvía a una vida que creían extinta.

En el caso de Montse, el sueño fue sencillo de plasmar. Tanto ella como su hija, escondían los sentimientos de su corazón. Para ello, Montse solía utilizar el bienestar ajeno, siempre lógico para poder justificar su propio sufrimiento, tapándolo para hacer feliz a los demás. Ahora, Montse ha descubierto que, con un simple abrazo, es más fácil encontrar ese deseo de sentirse niña: amar y perdonar.

– Y tú David, debes descubrir que los sueños son posibles cuando se carece de dudas sobre uno mismo. Porque tu gran sueño, es, ni más ni menos, que dejar de retorcerte al observar que tu hija no tenía la Navidad que deseabas para ella. Lo que le enseñaste es el esfuerzo, el amor, el sacrificio, y sobre todo, a decir la verdad por muy niña que sea.

Extrañamente, percibí que todo lo que sentí en aquellos días estaba vivo en mí, y tal vez lo necesitara para recordar mi sueño. Mire por última vez el mágico bar: la magia de la Navidad se encuentra en cada uno de nuestros corazones. Escucha el tuyo.

Gracias a David Creus por esta maravillosa historia.

 

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: