RSS

No ando, camino – (la mujer madura)

08 Dic

Siento un respeto reverencial por la mujer, de cualquier condición, origen, creencia u orientación sexual. Pienso – en una reflexión que tomo como axioma-, que la mujer es el verdadero motor de la vida, teniendo en cuenta que la vida es bella y que lo cruel es el mundo. Soy tenaz y acérrimo enemigo de aquellos hombres cobardes, bastardos a lo más, que maltratan a la mujer, y aunque no soy partidario de tomarme la justicia por mi mano, en más de una ocasión, los sometería en una plaza pública a la misma tortura que ellos, incapaces en tanto que primitivos, someten a las mujeres.

Cuántas veces oímos frases como ¿cuántos años debe tener esa mujer?. Yo me quedo mirando a quien formula la pregunta y, una y otra vez, le diría como una eterna letanía: “las mujeres como ella no tienen edad, nunca tendrán edad”.

Y maldigo, por injusto, este tiempo en que aún se ve obligada a decirse “somos mujeres, nuestras elecciones son siempre difíciles” porque la mujer sostiene la mitad del cielo. Una vez leí, y es momento de reiterarlo: “la humanidad posee dos alas: una es la mujer, la otra el hombre. Hasta que las dos alas no estén igualmente desarrolladas, la humanidad no podrá volar”.

Y una vez escribí a propósito de la mujer: “viví un momento epifánico en el que el aire se estremecía y el universo ardiente dejó oír sus latidos a una mujer que se cepillaba el pelo”. Simplemente, mujer, eternamente en deuda contigo.

Sirva este prólogo, sencillo y veraz, escrito con el corazón, pues no sé decirlo ni hacerlo de otra manera, para presentar este breve cuento de María del Carmen Escriña, de Madrid.

Una mujer madura, no provoca, ya es provocante.

No es inteligente, es sabia.

No se insinúa, muestra el camino sutilmente.

No se precipita, espera el momento indicado.

No anda, camina.

No nada, navega.

No vuela, flota.

No piensa en cantidad, prefiere la calidad.

No es pretenciosa, simplemente le gusta.

No juzga, analiza.

No compara, asimila.

No consuela, entibia el corazón.

No busca, despierta los sentidos.

No coloca cadenas, deja libre…

… porque sabe lo qué quiere, cómo lo quiere y cuándo lo quiere.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

2 Respuestas a “No ando, camino – (la mujer madura)

  1. carmen escriña

    08/12/2011 at 11:01

    Gracias Goyo besos

     
  2. Marivi

    10/12/2011 at 22:12

    PRECIOSO!!!!!

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: