RSS

Su eminencia, soy su oveja

09 Dic

No me hace falta ir a la Iglesia para ver a Dios, en el caso de que quisiera verlo, aunque lo busco y nunca lo encuentro, por más que muchos, bienintencionados, me dicen que lo llevo dentro. Y, aún así, le diría a Dios que si quiere hacerme creyente, primero debería comenzar por eliminar a algunos de sus pastores. En una ocasión, mi “querido profesor y amigo” Miquel Quintana me dijo, con toda la razón del mundo: ¿ qué clase de religión es ésta, la católica, que trata a sus líderes como “pastores” y a sus seguidores como “rebaño”?.

No hacen falta más palabras para presentar este breve relato de David Creus, de Mollet del Vallès (Barcelona), el cual suscribo porque refleja la realidad de un universo en el que ya no sabemos de quién somos hijos… espitiruales.

Relato con música (con permiso eclesiástico)

Viajamos sin rumbo por un mundo de guerreros hipócritas, cuya única batalla es convencernos de que existimos gracias a sus logros.

Su único y verdadero interés no es otro que miremos a nuestro alrededor con los ojos vendados para que puedan campar a sus anchas por una sociedad inventada por su Cristo.

Caminan por nuestras vidas destrozando todos nuestros valores, aquellos que aprendimos al poco de nacer, creando una vida ficticia donde su líder se disfraza de rey.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: