RSS

De dónde venimos. Adónde vamos. Quiénes somos… ya no somos nada

04 Ene

Si este es mi futuro, prefiero mi pasado. Un relato con música.

Publicado por Quim Monzó, el 13 de noviembre de 2011 en La Vanguardia

Hace unas semanas, The New York Times publicó un reportaje sobre el software para escribir artículos. Cada vez más medios de comunicación utilizan un programa al que le suministras datos y en un pispás te redacta un artículo. Quizá no sea un artículo excepcional, pero sí aceptable, tan aceptable como la mayoría de los artículos que publican cada día los medios de comunicación. La única diferencia es que los escribe un ordenador en vez de una persona.

Hace cosa de diez años yo me divertía jugando con generadores de letras de canciones, de esos que hay en internet. Los hay de canciones country, navideñas, románticas… Incorporan la estructura de cada tipo de letra y, a partir de eso y de los tópicos de cada género musical, producen nuevas letras, casi indistinguibles de las originales. Mi generador preferido era The Alanis Morrisette Random Lyric Generator. Le suministraba tres o cuatro palabras que no diré aquí por si hay niños presentes y, a partir de esas palabras, al cabo de nada me regalaba una canción con la misma ñoñez que las de la almibarada Alanis Morrisette.

Pues el generador de artículos es lo mismo, pero a lo grande. ¿Un diario necesita un artículo sobre el partido de fútbol que está a punto de acabar? Introduces los datos y en menos de un minuto lo tiene hecho. El software se llama Narrative Science y nació en las facultades de Ingeniería y Periodismo de la  Universidad Northwestern, en Illinois. Investigan sobre lengua e inteligencia artificial y han pasado más de diez años alimentando ese programa con tópicos periodísticos: sobre economía, sobre el mundo inmobiliario, sobre deportes, sobre elecciones… Ha digerido el estilo de los periodistas rutinarios, los que, aun siendo humanos, escriben con recursos mil veces repetidos. A propósito de los artículos deportivos, dice el Times neoyorquino: “El software de Narrative Science hace deducciones a partir de los datos que almacena y del orden lógico y los resultados de partidos anteriores. Explica el señor Hammond de Narrative Science que, para generar ‘puntos de vista’ de lo que narra, el software aprende conceptos como esfuerzo individual, esfuerzo del equipo, venir desde atrás, una y otra vez, mejor de la temporada, racha del jugador o clasificación por equipos. El software decide qué elemento es el más importante de ese partido y lo convierte en el eje alrededor del cual desarrolla el artículo”. El resultado es que el ordenador te da un texto con los mismos clichés que los de la mayoría de los periodistas, pero más rápidamente y a mejor precio. El diario americano formula una pregunta: “Los robots periodista ¿reemplazarán en las redacciones a los periodistas de carne y hueso?”. Es una pregunta retórica, porque salta a la vista que sí: algunos medios de Norteamérica ya lo usan, y cada vez lo usarán más, tanto allí como en el resto del mundo, Europa incluida. ¿Por qué van a pagar a un mozalbete un sueldo –ni que sea un sueldo mileurista– si con ese software cada artículo de 3.200 caracteres le cuesta sólo 7 euros? Que Dios nos coja confesados.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: