RSS

Serás la mirada que fluye sin esfuerzo

08 Ene

Decía Stefan Zweig: “no basta con pensar en la muerte, sino que se debe tenerla siempre presente. Es entonces cuando la vida se hace más solemne, más importante, más fecunda y alegre”. Y, en esta misma línea, André Malraux acertó a decir: “la muerte sólo tiene importancia en la medida en que nos hace reflexionar sobre el valor de la vida”. Y es difícil medir el valor de la vida de una persona. Para unos se mide por los seres que deja atrás. Para otros, se mide por la fe. Para otros, por el amor. Para otros, la vida es un mero tránsito, y carece de significado alguno.

Sin embargo, y como quiera que la muerte es algo inevitable porque forma parte de la vida, y mientras no se encuentre el secreto de esa vida, prefiero aferrarme a la idea de que la muerte no nos roba los seres amados. Al contrario, nos los guarda y nos los inmortaliza en el recuerdo. La vida sí que nos los roba muchas veces y de manera definitiva.

Hace dos años, falleció el hermano de un buen amigo, Xavier Gálvez, tras superar un cáncer y generar otro. Fue, me cuenta Xavier, una persona lúcida, íntegra y digna hasta el último momento, una de esas personas que supieron darle un valor a la vida, incluso en el mismo momento de atravesar la puerta solitaria.

El último mensaje que le dedicó a Xavier sabedor de que la muerte vencía fue:

– “Xavier, tens por?…així m’agrada. Tú pots, fés-ho”.

Un relato con música y a cuatro manos de Xavier Gálvez (Barcelona) y Goyo Martínez (Mollet del Vallès, Barcelona). En recuerdo de aquellos que se fueron pero que nunca nos dejarán, porque la distancia nunca hará el olvido y no muere lo que desaparece sino lo que se olvida.

 

Parlem de tu, però no pas amb pena. Senzillament parlem de tu. De com ens has deixat, del sofriment lentíssim que va anar marfonent-te. De les teves coses parlem i també dels teus gustos, del que estimaves i del que no estimaves, del que feies, deies i senties; de tu parlem però no pas amb pena. I, a poc a poc, esdevindràs tant nostre que no caldrà ni que parlem de tu per recordar-te. Poc a poc seràs un gest, un mot, un gust, una mirada que flueix sense dir-lo ni pensar-lo.

Hablamos de ti, pero no con pena. Sencillamente hablamos de ti. De cómo nos has dejado, del sufrimiento lentísimo que te consumió. Hablamos de tus cosas, y también de tus gustos, de lo que querías y de lo que no querías, de lo que hacías, decías y sentías; de ti hablamos pero no con pena. Y, poco a poco, te harás tanto nuestro que no será necesario que hablemos de ti para recordarte. Poco a poco serás un gesto, una palabra, un gusto, una mirada que fluye sin decirlo ni pensarlo.

_____________________________________________________________________
La muerte es algo que no debemos temer porque, mientras somos, la muerte no es y cuando la muerte es, nosotros no somos.
Antonio Machado, (1875-1939)
_____________________________________________________________________

 

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: