RSS

Historia de un profesor -no cualquiera- / 4º capítulo (la pesadilla)

30 Sep

Una novela por entregas de Elizabeth Vargas, San Juan de Puerto Rico. Con música, “Jesu Joy of Man’s Desiring”

 

Uno de los días más tristes de su vida llegaba al final y con él se iban todas sus ilusiones, sus sueños y metas, allí había enterrado su gran amor.  Ni los títulos universitarios, los reconocimientos recibidos, ni siquiera el apoyo de sus más cercanos amigos y familiares podrían apaciguar el dolor de sus entrañas.  No tenía aliento, los latidos de su corazón se habían paralizado con el sonar de la caja que fue bajada lentamente en el pantión.  De momento, se cerró la foza, su cuerpo se extremeció y sus pensamientos levitaban.

La familia quería acompañarlo, pero pidió un espacio.  Esteban Barrientos, el hombre, el que tenía emociones y sentimientos, quería estar solo para poder pasar el trago amargo de perder a la que fue su mayor inspiración.  Decidió caminar y caminar en aquel parque donde tantas veces se sentó a conversar con Laura. ¡Era una pesadilla! Solamente quería despertar de aquel horrible sueño y tenerla nuevamente en sus brazos.

Cerró sus ojos y la contemplaba dando vueltas frente a él, riendo a carcajadas como solía hacerlo mientras paseaban.  Ni siquiera el cáncer terminal pudo arrancarle el deseo de vivir, la sonrisa de sus labios, eso era todo lo que le quedaba en ese momento, los bellos recuerdos.  Dormir le haría bien, pero no quería despertar, una parte de su alma se había desprendido, no sabía si podría regresar al apartamento.  El pensar que tendría que dormir en la cama donde, hacía dos días, el cuerpo frío de Laura yacía entre sus brazos le producía desesperación.

Esa noche, no quiso regresar, no tenía sueño, de todos modos lo que vivía era una pesadilla que no sabía manejar.

[Continuará…]

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

2 Respuestas a “Historia de un profesor -no cualquiera- / 4º capítulo (la pesadilla)

  1. Cylthia CG

    30/09/2012 at 9:00

    Cómo dejar de sonreír cuando se sabe que no hay mucho tiempo para seguir gozando de la alegría…No deberías de penar tanto…

     
  2. FLOR BUENA

    30/09/2012 at 10:32

    pero al que jamás dejó de renunciar..su sonrisa…..la vida ..muy bién.goyo.buenos dias,,,,,,desde la llana.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: