RSS

Tu mirada

05 Dic

Su voz se reduce con humildad (Piensa). Sus labios cerrados se proyectan como en un beso (Pausa). Abre los brazos en gesto evangélico (Otra pausa). Mira lejos, a través de la ventana (Segura). Sopla ligeramente (Sonríe). La voz se torna más suave, si cabe (Dulce). Muestra sorpresa en su mirada. Con energía, piensa (Amante)… Devuelve la mirada (Cómplice)… y ya nada entonces querré saber del tiempo que transcurrirá al cruzarse nuestras miradas en el silencio, donde nos lo diremos todo. Cálido aliento. Tus brazos a mi alrededor. Los dos en silencio, entrelazados.

¿Para qué sirve una mirada? Pensado, tramado y escrito con el corazón, como no podía ser de otra manera, por la gran escritora cordobesa María del Pino.

 

Tu mirada puede tratarse de un arma eterna, efímera o contradictoria. Puede ser un mundo o la nada. A través de ella, puedes desprender la frialdad de un universo contrapuesto o la dulzura de un paraíso inmortal y cercano.

Tu mirada puede ser una virtud. Con ella velas los sueños del que amas, o atormentas a quien en silencio, con ella, te daña. También, esta te delata o te ensombrece. Todo depende de como quieras a tu alrededor divisar, o de como te osen observar.

Los ojos pueden declarar tu odio más interno e intenso o tu amor más secreto, tu alegría más viva o tu tristeza más oculta. Un susurro puede irse por tus pupilas a modo de suspiro, o por ellos pueden derretirse varios corazones silenciosos y cautelosos.

Yo de tus luceros me encandilé y a ellos por siempre me amarré. Porque de tus ojos me hice dueña en la claridad del día y bajo tu mirada soy prisionera de tu amor. Porque te veo y me ves, porque, sin tu pretender, lanzaste sutiles y suaves caricias sobre mi piel.

Cariño, mientras duermes, te observo y te fundo con una tierna y pasional mirada. Y sé que, cuando despiertas, la unión de nuestras visiones espanta todo mal que se posa en el mundo. Tú y yo, juntos, destruimos el tiempo y nuestro alrededor, inventando así un nuevo e idílico lugar, perdiendo la humanidad y simplemente deseándonos, el uno al otro, mirar.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Una respuesta a “Tu mirada

  1. n0mada

    07/12/2012 at 16:35

    Estupenda reflexión sobre los misterios que esconden realmente las miradas, pero me pregunto ¿las miradas pueden sentir? Quizá todos andamos buscando esa mirada que nos diga aquello que nosotros estamos esperando. Un abrazo

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: