RSS

Pelando la cebolla…

09 Feb

– Dime, querido viejo, ¿dónde estamos?

– ¡Ay!, mi querido joven amigo, la pregunta no sería dónde, sino cuándo estamos.

– ¿ Y cuándo estamos?

– ¡Aquí y ahora!

– ¿Temes a la muerte?, viejo lobo.

– Mientras yo soy la muerte no es; cuando la muerte sea, yo no seré.

– No pude evitar la siguiente pregunta, una cuestión que siempre ha rondado mi atribulada mente.

– ¿ Y qué somos?

Después de haber recorrido el mundo entero en busca de la felicidad para darse cuenta de que estaba en la puerta de su casa, al viejo de la imprenta no le mortificaba la cuestión.

– Una historia, un lugar; a veces, sólo, un murmurllo del mar… Somos una esperanza que no se puede perder, un sueño que no quieres olvidar, unos amigos que no están dispuestos a rendirse, un amor que lo envuelve todo.

– ¡Una lucha por un imposible! -exclamé imaginando una montaña tan alta como la vida misma, una montaña cuya cima ningún hombre ha logrado hollar. Me sentí viejo, con noventa años, haciendo recuento de vida.

El viejo de la imprenta, que hace unos cincuenta años que tiene veinte años, percibió mi palabra acartonada y mi pensamiento cuarteado. Como siempre, acudió a rescatarme.

– No hay más que una vida;  no hay Dios, ni reglas, ni juicios más que los que tú aceptes o crees para ti mismo. Y cuando se acaba, se acaba, duermes por toda la eternidad. ¡Se feliz mientras estés aquí!

Gracias, querido viejo, sé cuando estoy, lo que soy. Mañana ya me preguntaré, ¿ y es cuándo fue?

El Café Romantic presenta un breve relato sobre la vida, que es como una inmensa cebolla que pelamos mientras nos hacemos las grandes preguntas de la vida misma, a partir de los textos del excelente escritor gallego Luis Anguita, Teresa Rases y un servidor, Goyo Martínez.

Música, Watermark, de Enya

 

 

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

2 Respuestas a “Pelando la cebolla…

  1. Luis

    09/02/2013 at 14:29

    Impresionante la belleza, la profundidad de tu relato. Gracias por permitir que unas frases que escribí formen para de él.

     
  2. Mar Mateo

    10/02/2013 at 15:27

    Somos sueños, sueños por cumplir, deseos acompañados de frustraciones, absolutamente siempre a la espera de la vida o alguien especial no regalen esas carencias que nos faltan y que son fortalecidas a través de esos sueños, aunque en ocasiones somos capaces de convertirlos en realidades. Cuando no están dosificados y vivimos soñando nos olvidamos de esa única vida de la que somos propietarios. Un abrazo

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: