RSS

Archivo de la categoría: la banda sonora

Encontrarás cuervos (ayer, hoy, mañana)

Por Goyo Martínez, de su próximo libro “Encontrarás Cuervos” (título provisional), la segunda parte de “El Espía de Madrid”.

Y clavaré en la puerta de la Iglesia mis ideas, mis sueños, mis pensamientos.

Y que me busque el cura. Le saludaré y le pediré que hable con Dios a propósito de mí, de nosotros.

Y le diré que necesitamos un cura que introduzca en la liturgia la lengua del pueblo.

Y si acaso pone tierra de por medio, horadando una estrecha fractura de cemento por la que deambular, replicaré sus palabras: cómo puede invocar a Dios quién promueve un desastre moral en nombre de un credo que entona como una sordida letanía la vieja cantinela de la ética y las exigencias de la moral.

Y marcharé, dejando mis ideas, mis sueños y mis pensamientos clavados con firmeza en su puerta.

Y a Dios no tendré otro remedio que decirle que le declaro la guerra mientras quienes deben llorar, no lloren y sus lágrimas de sincera y cristiana contrición no se purguen y no laven la mancha inferida.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Postales desde el filo de la vida (IV) / Postal a “mi querido juez canalla”

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

El Cafe Romantic, distinguido con un “The Versatile Blogger” en América

A la colega blogger Elizabeth Vargas, la profa de San Juan de Puerto Rico, le han concedido el premio The Versatile Blogger ( http://masquevivir.com/ ) y, ella a su vez, ha tenido la cortesía de concederlo a otros diez blogs de todo el mundo, entre ellos El Café Romantic. Dice Elizabeth Vargas en su página másquevivir:

Siempre he encontrado interesante que en este mundo de los blogueros existan premios que otorgan los pares o lectores con distintos motivos.  Además, me parece una excelente idea el que a cambio del premio tengas que compartir información que permita el que tus lectores te conozcan mejor.

He tenido la dicha de que mis escritos se publiquen en otros blogs y eso para mí es un excelente reconocimiento que acepto humildemente y agradezco profundamente.

Premio The Versatile Blogger

Aquí les comparto la primera nominación a un premio.  Gracias a mi amiga bloguera Oli, Azul Celeste, quien me otorga el reconocimiento y para recibir el premio debo contarles siete cosas acerca de mí, así que las leerán a continuación:

  1. Me fascina ayudar a los demás
  2. Soy bien exigente y perfeccionista (eso me ha costado dolores de cabeza), no quiero menos de lo que yo pueda dar
  3. Admirar la naturaleza es un deleite para mí, así que, me fascina que me regalen flores, particularmente los girasoles (pero también me gustan las rosas y las margaritas)
  4. Me encanta conocer personas de distintos lugares
  5. Colecciono distintivos o recordatorios de otros países y cuidades (tengo varios dedales y campanitas, entre otros)
  6. Los retos y proyectos nuevos son una motivación importante en mi vida
  7. Respeto las creencias de los demás, pero para mí el amor de Dios es vital y trato de cumplir con su propósito en mi vida

Quisiera que mis lectores y amigo(a)s bloguero(a)s compartieran en la parte de comentarios 7 cosas sobre ellos para conocerlos mejor.

Ahora bien, me gustan muchos blogs que son versatiles con temas muy variados.  Así que escoger se me hace difícil.  No obstante, compartiré el premio con los siguientes diez:

Desde este sencillo y pasional rincón de la palabra quiero agredecer a la profa. Elizabeth Vargas esta distinción y, como diría Sócrates: “habla y escribe para que yo te vea”

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Condena a una gitana

Es definitivo. Han violado a la justicia. La señora Justicia es ciega para unos casos y ve, en otros. ¿Qué ha sido de los tres grandes valores que debería sustentar en su balanza?: humanidad, proporcionalidad y resocialización. Crisis absoluta. Sueño un mundo sin prisiones y, si existen, como decía Beccaria, que “la compasión y la humanidad penetren las puertas de hierro”.

Un juzgado de Mataró ha ordenado el encarcelamiento de una joven gitana para cumplir una pena de un año y dos meses por un intento de robo cometido hace ocho años. Y Felix Millet, el saqueador confeso del Palau de la Música, de donde se apropió de miles, de millones de euros, en libertad.

S. – no revelaré aquí ni su identidad ni su lugar de residencia para evitar que la ciudadanía sin sentido común y sin escrúpulos, una raza desgraciadamente hoy muy extendida, castigue aún más su pena- ha ingresado en prisión con un bebé a cuestas, para amamantarlo. Sí, cometió el delito. Sí, es culpable. Y debe pagar el precio de su acción ocho años después, con tres hijos y un marido en el paro.

Y Millet y tantos otros que han saqueado arcas públicas y privadas, en la calle. El delito de S. se remonta al 20 de enero de 2004 cuando, en unión de otras dos personas, robaron objetos por valor de 395 euros en un establecimiento de Mataró (Barcelona). S. ni siquiera fue la autora material del robo. Se limitó a ejercer labores de vigilancia en la puerta de la tienda. Sí, delinquió. S. no tenía antecedentes penales ni reincidió.

La instrucción judicial del caso, que se remonta a 2004, acabó en juicio años más tarde y la sentencia se emitió en 2007. Poco importó que S. fuera esposa, madre y trabajadora. Hoy, ya da en prisión con su antiguo delito, su pena y su bebé, como si fuera un fardo de semillas recogidas tras una extenuante jornada bajo un sol abrasador. Sí, delinquió. Y centenares de ladrones de “cuello blanco”, en la calle.

Las víctimas del robo, algunas lesionadas de carácter, nunca reclamaron. Da lo mismo. S. pagó la multa de 120 euros que se le impuso por una falta de lesiones que, según la sentencia, no quedó demostrado quién la cometió. Da lo mismo. Sí, delinquió. Y para escapar asió un trozo de cristal para huir del lugar de los hechos sin herir a nadie. Sí, es culpable.

Sí, S. es pobre, es gitana y casi analfabeta pero también es joven, madre, trabajadora y, ocho años después – he aquí otro de los grandes males de la Justicia, su velocidad-, ha ido a prisión por mor de que la Justicia ha sido ciega.

La misión de la pena privativa de libertad, amén de la inmediatez que debe comportar por el factor correctivo, es, o debería ser, la rehabilitación y la reinserción de la persona que delinque. Pero se da la circunstancia de que S., por sí sola, ya se había rehabilitado. Lo contrario, es convertir la prisión en un plus de la pena, como una doble condena, convirtiéndola en un puro instrumento retributivo. El castigo por el castigo.

Hoy, en las prisiones catalanas y españolas se amontonan miles de presos muchos de los cuales podrían estar sujetos a regímenes penitenciarios más flexibles, sin riesgo de reincidencia. Sin embargo, el populismo punitivo que vive España ha vuelto a convertir la cárcel en la medida estrella de la respuesta a los conflictos sociales, y no todo puede fiarse a la prisión.

Estaremos de acuerdo en que existen conductas que, por su entidad cuantitativa y cualitativa, merecen prisión pero fiar a prisión un delito menor perpetrado hace 8 años, como el cometido por S., es distorsionar por completo los principios -desgraciadamente hoy en crisis y reducidos a cenizas- de los sistemas penal y penitenciario.

El Código Penal vigente, aprobado en 1995, es uno de los más maltratados en el mundo, con 27 reformas operadas en poco más de una década, a cada cual más severa y gravosa. Y todo, en aras a una supuesta percepción de inseguridad global que el legislador ha empleado como argumento de respuesta a la criminalidad de baja y media intensidad que no da respuesta precisa a esos comportamientos.

Las leyes penales, aprendí, deben aplicarse en función de la realidad social y de su tiempo. Hoy, ya no es así. En el caso de S. se podrían haber aplicado medidas penales alternativas – trabajos en beneficio de la comunidad-; se podría haber dejado en suspenso la ejecución de la condena; se podría haber… No. Hoy, con su bebé a cuestas, S. paga con la cárcel un delito que no merece prisión.

S. y su familia pensaron en huir. Pero la mujer fue consecuente y valiente. Sí, delinquió. Y compareció voluntariamente en el juzgado para someterse, en este caso, al enorme peso de la ley y la mirada indiferente del juez.

Y con miedo, miedo al mañana, con el bebé a cuestas y pecho al descubierto para darle su necesaria leche, da con su “terrible” pena en prisión.

S. delinquió, sí. S. es pobre. S. es casi analfabeta. S. es gitana. Y hoy, quizás, aprenda alguna nana de cebolla.

Justicia, mírame. ¿ Qué le puedes enseñar ahora a S. en la cárcel?

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Alas de mariposa

Y Al tercer día, Robert (Manrique) supo que había sido víctima de un atentado terrorista. Le había tocado a él. Con graves quemaduras en el rostro, brazos y manos, comenzaba a entender que su vida sería diferente para siempre. Se había enfrentado a la muerte y descubriría otra vida… Y en el quirófano sonó la canción:

¿Quién sabe dónde el camino puede conducirnos?, sólo un idiota diría

¿Quién sabe si nos encontraremos a lo largo del camino?

¿Quién sabe dónde los vientos nos harán volar?, sólo un idiota diría

¿Quién sabe si alguna vez alcanzaremos la orilla?

Sigue un son naciente con los ojos que sólo pueden mirar fijamente

¿Qué tipo de fuego nos quemará allí?, sólo un idiota diría.

Era viernes, 19 de junio de 1987. Amaneció plomizo, de color munición, un presagio. Poco después de las cuatro de la tarde, una mariposa que volaba por el cielo del norte había agitado tan poderosamente las alas que sus efectos fueron devastadores. De repente, el lugar se convirtió en la cocina del infierno. El coche bomba hizo explosión bajo sus pies. El material incendiario, hecho añicos, se adhirió a cuerpos humanos, a temperaturas que alcanzaron los tres mil grados. Vio pasar su vida ante sus ojos en décimas de segundo, como en una película en blanco y negro. A la cabeza le vino el recuerdo de un florero adornado con hojas sobre una mesa cuadrada.

Clica sobre la imagen. Sagrada Familia, música de Alan Parsons Project

Del libro “Pido la Palabra, crónica íntima de las víctimas del terrorismo”, Ed. Lectio, 2008. Goyo Martínez.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Intolerante tolerancia. Un grito en carne viva

Hoy, y la situación lo requiere, me permitiréis adoptar una posición más grave y severa. Existe una, cada vez mayor, descarada, sospechosa e intolerante tolerancia con los grupos de extrema derecha en España.

Estos días, con ocasión del 12 de octubre, lo que se repetirá el 20-N, en que según algunas mentalidades, a mi juicio desviadas, murió un “hombre extraordinario”, se han sucedido y repetido escenas, proclamas y gestos de apología y exhibicionismo del fascismo en su más prolija parafernalia que nos retrotraen a épocas de infinita oscuridad.

Dice algunos tertulianos que “saben de todo” que no nos debemos preocupar porque son una minoría. Minoría lo fueron también en la historia más reciente de nuestro mundo grupúsculos que nacieron en “inocentes” encuentros, debates y tertulias de taberna y que luego quisieron hacerse con el poder en viejos y nuevos continentes.

Y el asunto nos debe preocupar porque son grupos que, desde un punto de vista legal, perpetran delitos y son – o deberían ser- inconstitucionales y, desde un punto de vista social, son – o deberían ser- anticonstitucionales. No tienen – o yo al menos no lo veo- reivindicaciones y se echan a la calle, siempre sin pedir permiso y sin obtenerlo, para exhibirse descaradamente, sembrando odio y violencia, para “pisarle el cuello al moro” o “rematar al rojo”. “El nacionalsocialismo es libertad”, proclaman para escarnio de todos.

Observo, aún con mayor preocupación, una sospechosa, a la par que intolerante tolerancia, y lo que es peor, condescendencia e incluso complicidad de los operadores judiciales –entiéndase elementos de la judicatura y de la fiscalía- respecto de la presencia y acciones de estos grupos de la extrema derecha. No se mide por el mismo rasero según el lugar y el sujeto y la democracia sigue evidenciándose vulnerable, extremadamente quebradiza.

Debemos reprobar – y yo el primero- la acción de sujetos que se autoproclaman “indignados”, “antisistema” o cualquier otro que actúan al paraguas de esas banderas y que atacan a diputados como también debemos censurar – y yo el primero- a “raperos” que solo buscan publicidad y cantan a ETA o al Grapo, en un claro ejemplo de apología del terrorismo.

Pero de la misma manera que se actúa con mayor o menor contundencia contra este tipo de sujetos de la supuesta extrema izquierda, debería procederse contra la llamada extrema derecha.

Hoy, desde esta página, quiero aplaudir, con independencia de su color político, la actuación del alcalde de Sabadell (Barcelona), Manel Bustos, que, con las armas legales que las leyes le han puesto a su disposición, prohibió ayer la celebración de un acto de exaltación fascista en su ciudad.

Hay un sujeto llamado Pedro Chaparro, líder de una “cuadrilla” mal llamada Democracia Nacional, – ojo con qué ligereza se emplea la palabra democracia, que parece perder día a día el valor que se le debe otorgar- que ha llamado al alcalde de Sabadell “deficiente mental”. Los “gurús” de las tertulias nos dicen que no nos debe preocupar este fenómeno, que es minoritario.

Bustos ha dado una lección, a mi juicio, al restar importancia al insulto. En los tiempos de crisis que corren, porqué preocuparse por un sujeto de medio pelo que debería mirarse al espejo y comprobar si su cuerpo y su mente están dotados de vida inteligente. Por qué gastar el dinero público en querellarse contra un personaje que sólo busca el factor mediático. El alcalde de Sabadell no piensa querellarse contra el fascista Chaparro. Yo tampoco lo haría, aunque, como el demonio reincide, porque sino no sería el demonio, sigue provocando y ha anunciado querellas y denuncias a destajo contra el alcalde de Sabadell y quien haga falta.

Para perseguir este tipo de conductas, está –o debería estar- instituciones como la judicatura o la fiscalía que, según me consta, posee los elementos informativos necesarios para proceder contra el tal Chaparro, tipo que atesora, por lo visto, algunos elementos absurdos y bufonescos de personajes de series de dudosa comicidad y factura de las que abundan, y mucho, en el panorama televisivo español.

Y mientras se siembra la semilla del odio y la discordia por un lado, con elementos de la siempre facha Plataforma por Catalunya presentes, por otro lado resurgen “fantasmas” mal reprimidos del pasado.

Hablo de Juan José García Mora, concejal del municipio de Masquefa (Barcelona) de una “cosa” llamada “Força Masquefa” y que otrora fuera edil del PP , partido que, al parecer, lo expulsó de sus filas por excesivamente agresivo en sus ideas, lo que da una idea de su posición.

El tal García Mora fue arrestado por atropellar al ex concejal de Urbanismo del pueblo y a otro vecino después de que los atropellados descolgaran una bandera española con simbología inconstitucional en un lugar público, para lo que el atropellador no tenía permiso.

Como quiera que estos elementos de extrema derecha viven del conflicto, porque sin el conflicto serían como chimeneas en verano, al igual de terroristas o maltratadores de mujeres, por poner algunos ejemplos en los que se pide ala sociedad tolerancia cero, el caso de este concejal debería conducirnos a una severa reflexión y a una grave conclusión.

Este sujeto, en 20006, militando aún en el PP –cuya decisión de expulsarlo del partido aplaudo- repartió un panfleto en el que atacaba el nuevo Estatut de Catalunya porque, a su juicio, favorecía a “perros, golfos, ladrones, borrachos, drogadictos y a gente a la que se podía denominar gentuza”.

Por eso, hoy más que nunca, no me preguntéis que haría sin mis recuerdos, los pasados y los que habrán de venir, porque de ellos vivo y quiero vivir para no sucumbir a una oscuridad sin fin. Preguntadme qué haría sin un brazo, sin un ojo, quizás sin una pierna, pero no sin mis recuerdos.

Goyo Martínez.

 

Postales desde el filo de la vida / Miedo

Postal con música. Clica sobre la imagen. ¡Pare!, què volen matar la terra…

Pare, digueu-me què
li han fet al riu
que ja no
canta.
Rellisca
com un barb
mort sota un pam
d’escuma
blanca.

Pare
que el riu ja no és el riu.
Pare
abans que torni
l’estiu
amagui tot el que és viu.

Pare
digueu-me què
li han fet
al bosc
que no hi ha arbres.
A l’hivern
no tindrem foc
ni a l’estiu
lloc
per aturar-se.

Pare
que el bosc ja no és el
bosc.
Pare
abans de que no es faci fosc
ompliu de vida el
rebost.

Sense llenya i sense peixos, pare,
ens caldrà cremar la
barca,
llaurar el blat entre les enrunes, pare
i tancar amb tres panys la
casa
i deia vostè…

Pare
si no hi ha pins
no es fan
pinyons
ni cucs, ni ocells.

Pare
on no hi ha flors
no es fan
abelles,
cera, ni mel.

Pare
que el camp ja no és el
camp.
Pare
demà del cel plourà sang.
El vent ho canta
plorant.

Pare
ja són aquí…
Monstres de carn
amb cucs de
ferro.

Pare
no, no tingueu por,
i digueu que no,
que jo us
espero.

Pare
que estan matant la terra.
Pare
deixeu de
plorar
que ens han declarat la guerra.

(J.M. Serrat)

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: