RSS

Archivo de la etiqueta: alma

Un beso en la mejilla

Me enamoro de los momentos y los transporto a través del tiempo para darle sentido a la vida. Mis sueños de juventud siguen siendo tan poderosos, que ni siquiera cumplirlos puede superar lo que me hacían sentir. Antes, anotaba todo lo que me pasaba, veía, sentía… y lo sigo haciendo, ¡amor!. Y los recuerdos, como las palabras, son acicate para el alma y pomada para los dolores.

Una bella poesía de la escritora María del Pino, desde Córdoba, porque bastaba un beso en la mejilla. Con música, por supuesto.

La luna nos iluminó aquella noche en la orilla

y, mientras rozaba con mis palmas la arena,

me regalaste un tierno beso en la mejilla,

haciendo que del mundo me sintiese ajena.

 

Y, es que, sin quererlo, ni beberlo,

sin pensarlo, o tan siquiera hablarlo,

tus ojos escrutaron mi cuerpo con delicadeza,

hasta hacer que, por ti, perdiera la cabeza.

 
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Cada letra en sus sueños (Historia de un profesor no cualquiera) -2a parte-

Segunda parte del cuento Historia de un profesor no cualquiera, de Elizabeth Vargas (San Juan de Puerto Rico). Con música en la imagen.

libreta-de-poema

 

Mil ideas cruzaban por la mente de Xiomara.

¿Qué pasaría con el profesor? ¿Estaría bien?

De momento, sus pensamientos volaron y se imaginaba terminando la clase y compartiendo con el profesor Barriento una de sus inspiraciones.

– Jóvenes – interrumpió uno de los funcionarios de la Universidad – el profesor Barrientos tuvo una situación personal que no le permitirá asistir a clases esta semana.  Nos indicó que le envíen por correo electrónico el resumen de la novela y que trabajen un poema de su autoría para la próxima clase.

La angustia se apoderó de Xiomara al no saber lo que realmente le pasaba a su mentor.  Esa tarde le dejó un sabor agridulce.  Por un lado pensaba en mil y una opciones de lo que le había sucedido al profesor. Pero también, imaginaba la próxima clase en la que su sueño se haría realidad. Podría entregar uno de sus poemas y que Barrientos le diera su crítica; mas en lo profundo lo que quería era transmitirle lo que sentía cada vez que pensaba en él.

Buscó rápidamente su libreta de poemas y evalúo cada uno de los escritos para encontrar el apropiado.

– ¡Este es, lo encontré! – gritó su corazón y en su mente pronunciaba cada palabra que plasmaba un sentimiento extraño que aún no podía descifrar:

Solo sueño

Déjame soñar

Que tus manos me acarician

Que tus labios me besan

Que tu cuerpo me entregas

Déjame soñar.

Porque en sueños puedo amarte

Sin miedos ni reproches

Desvestir el cuerpo y el alma

Una y mil noches.

Déjame soñar

Hasta que la pasión me consuma

Y la luna que desnuda

El rincón de nuestro encuentro

Penetre en  tu corazón y se produzca la entrega.

Déjame soñar

Porque solo así puedo conquistar

Cada espacio de tu ser

Amarte hasta saciar

Y apaciguar esta sed.

Déjame soñar

Ya no quiero despertar

Si a tu lado no voy a estar

Prefiero delirar

No me niegues la oportunidad

Déjame soñar.

Xiomara tendría que aguantar con la incertidumbre una semana. El tiempo se detuvo para ella. Sus emociones se confundían dentro de sí, su alma divagaba en medio de la eternidad, salió a pasear y no tenía pasaje de regreso, había que aguardar la llegada del hombre que sentía amar en sus sueños.

Continuará…

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

15.000 kilómetros, ¡amor!.

El viejo de la imprenta, el que siempre me habla, posee la fuerza y el amor a la vida de quien conoce la fragilidad humana y sabe que, en cualquier momento, todo lo que se ama y toda normalidad (hablar, pensar, comer, beber, cantar, amar, incluso berrear…) que se da por supuesta, puede desaparecer de forma imprevista, súbita, cruel.

-¿En qué piensas? -me pregunta el viejo de la imprenta.

-Le escribiré una carta.

-¿Y qué le dirás?

-Le diré todo lo que no le dije.

-¿Y cuáles son las cosas que nunca le dijiste?

-Estas son las cosas que nunca le dije: siempre te quise. Mi amor sigue vivo aún cuando te has ido. No te diría nunca adiós.

Este relato, en forma de poema libre, es un canto a la vida y al amor compuesto con retales de los pensamientos, momentos, emociones y sensaciones de La Dama Se Esconde Ruiz Mora (Murcia), Andrés Ruiz Fernández (Córdoba), Maite Arbonés (Lleida), Elizabeth Vargas (San Juan de Puerto Rico) -autora del fragmento ¿A qué llamas amor?-, Jordi Planes (Vilassar de Mar), Mila Miguélez (A Coruña) y María del Pino (Córdoba) -autora del fragmento del poema un beso en la mejilla, y es que sin quererlo…-. A todos ellos y ellas gracias por escribir, crear y compartir por y para nosotros y nosotras, pues sin ellos y ellas moriríamos un poco más. Y gracias a ellos y a ellas, el amor vuelve a correr por mis venas.

El título responde a la suma de distancias que existe entre Mollet del Vallès (Barcelona), Vilassar de Mar (Barcelona), Lleida, Murcia, Córdoba, A Coruña y San Juan de Puerto Rico, en un viaje de ida y vuelta, envolvente.

Hoy, con la música del Love Theme from Romeo and Juliet, extraordinariamente versionado por André Rieu.

 

Canto una canción sin llamar, sin llorar, sin saber;

una plaza gris, una nube, no sé.

Para el amor más olvidado cantaré.

Hoy siento profundamente que el amor de mi corazón vive y late dentro de tu corazón,

hoy siendo profundamente que la luz de tu alma vive y brilla dentro de mi alma. 

Quiero vivir con el corazón,

quiero vivir el ahora,

quiero poder sentir

y saber discernir lo que me hace feliz.

¡Mágica vida!

Insignificante me siento ante lo grandioso del amor,

ante la mágica atmósfera que lo recubre,

que me hace entregarle hasta los suspiros,

los anhelos de mi corazón incandescente.

Y, es que, sin quererlo, ni beberlo,

sin pensarlo, o tan siquiera hablarlo,

tus ojos escrutaron mi cuerpo con delicadeza,

hasta hacer que, por ti, perdiera la cabeza.

¿A qué llamas amor?.

A un intento fugaz desesperado de pura pasión. A una promesa que te lleva a soñar.

A una noche frente al mar bañados por el reflejo de la luna.

A la entrega del alma, cuerpo y corazón sin condiciones.

A un romance con alguien extraño que tal vez no se vuelva a cruzar en tu camino.

A las mariposas que revolotean en tu estómago,

con cada palabra que escuchas, cada caricia, abrazo y cada beso que recibes.

A un poema que encierra las emociones más profundas.

Y, por fin, colgaré mis sandalias a la puerta,

la puerta de la vida.

Y llamaré,

y me abrirá el futuro vestido de sonrisa. 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

ABRÁZAME FUERTE

Estabais donde no teníais que estar. Y yo pasé, pasé sin querer pasar.

Busco un rostro humano entre la multitud, un gesto de solidaridad en un barullo de cuerpos que se cruzan y tropiezan, de gente que busca su tren con una expresión de desvalimiento en el rostro y la torpeza de la urgencia en el cuerpo. Y casi sin querer lo encuentro. Y bebo de su sonrisa / sonrisa cálida / calidez en el alma / el alma repleta.

Vengo del insomnio y camino por la oscuridad de la vida, abigarrada parodia de vida. Y en la noche, avanzo por el pasillo hasta la oscuridad total, entre objetos solo contorneados. Sin embargo, estoy tranquilo de saberme en la íntima y serena certeza de sentirme en el hogar.

Un relato de Maria del Carmen Escriñà, de Madrid

 

Abrázame fuerte, 

que el mundo no me llegue,

y que las voces se amortigüen;

Que reine el amor…

… flotando en el silencio

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Espiral de latidos

Como un poeta, soy un viajero, un trashumante hacedor de palabras, que lo mismo construyo un paisaje que distintas rutas hacia una búsqueda interior. Miro al mundo,  desde las ciudades del altiplano o las montañas. Evoco el recuerdo y convoco al mar, al amor, a los amigos y a todos los mundos posibles. Rose Kennedy dijo una vez, “los pájaros cantan tras la tormenta, ¿por qué no va a poder la gente deleitarse con la poca luz que les quede?.
Alma Ballesteros, Murcia, se ha situado en la línea curva que genera el mundo y que hace que la vida se aleje progresivamente del centro de las cosas para que gire alrededor de él, hasta alcanzar el vértice del tiempo. Sencillamente, precioso. Y con música.
Una espiral de latidos,
de esperanzas,
de suspiros.
Una espiral de ensueños,
sin fe,
desatando la duda en un minuto.
Una espiral de arena,
de olas de margaritas,
un sí y no de horas,
un no y un sí de años,
un te quiero abrazado al látigo…
de amoríos.
Una espiral sin línea de fuga,
sin paisaje,
sin la perspectiva nueva en un corazón mínimo,
un despertarse siempre con el hilo del pasado…
cosido al índice de un mañana.
Una espiral de trabajo que no llega,
un cerrar los ojos y al abrirlos…
siempre en el mimo punto de partida.
“Reflexiones a lo alto del alma”, ALMA.
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La nineta dels teus ulls (la niña de tus ojos)

Existe una frase, de las muchas que guardo, que, metafóricamente, da todo el sentido a situaciones en las que el ser humano con corazón se ve sumido con demasiada frecuencia: el abandono, el dolor, tanto físico como anímico, la frustración de ver cómo unos años de vida y entrega se los lleva la historia porque alguien tira de la cadena y, si se resiste, emplea la escobilla. Dicha frase reza así: “hay muertos que pesan tanto en los vivos que, a veces, ocupan su lugar”. Sin embargo, también aprendí que debemos recordar “a los muertos” pero también hay que hacerles un lugar a los “vivos”.

Que la vida es corta lo sabemos todos, aunque preferimos olvidarlo para seguir viviendo. Pero, ¿qué es lo importante?. Eso lo saben bien quienes han sobrevivido y sobreviven a un accidente, a una enfermedad, los solitarios, cuyas vidas son tristes, míseras, rutinarias, como Van Gogh, los que están expuestos a peligros constantes, los que por amor entregan su vida a los demás. Cuando les preguntas te dicen que lo importante tiene que ver con el afecto, el bien, los sentimientos buenos y profundos, los momentos, los pequeños momentos. Te dicen que con la mitad se puede vivir el doble de feliz. Como dijo Charles Dickens, “reflexiona sobre las bendiciones presentes que posees; no sobre tus penas pasadas de las que todos tienen”.

Un relato escrito en la alborada, cuando el sol se batía en enconada lucha con las nubes por despuntar (y no lo consiguió), por Yolanda Torrent, de Mollet del Vallès (Barcelona). Unas palabras que nos hablan de quiénes somos, de qué queremos, de lo que nos debe importar cuando “esos molestos muertos” tratan de ocupar el espacio de los vivos y de otros muertos que se han ganado el cielo y que siguen vivos, más que nunca. Y con música a cuestas, porque nunca nos debe faltar la música, que Dios se apiade de las almas de “esos muertos” porque carecen de corazón.

 

(versión original)

Als meus pares.

Jo cada dia els parlo, els beso i els dedico una bona estona. ¡Pare, percebo la teva presència!. ¿Recordes, pare?. Jo era la nineta dels teus ulls. I sóc qui sóc gràcies a tu, pare. A tu et dec els valors, aquells valors en els quals creies. Et noto, estàs amb mi, però donaria la mitja vida que em queda per tornar a escoltar la teva veu. Canta’m una cançó, com quan era petita, la nineta dels teus ulls.

A mis padres.

Yo cada día les hablo, les beso y les dedico un buen rato. ¡Padre, percibo tu presencia!. ¿Recuerdas, padre?. Yo era la niña de tus ojos. Y soy quien soy gracias a ti, padre. A ti te debo mis valores, aquellos valores en los cuales creías. Te noto, estás conmigo, pero daría la media vida que me queda por volver a escuchar tu voz. Cántame una canción, como cuando era pequeña, la niña de tus ojos. 

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

¿ Para qué sirve un cisne ?

Quiero ser ave de plumaje transparente y costumbres sencillas, afables. Quiero vestir siempre de blanco nuclear, quiero conservar ese pico ora dulce ora crítico, quiero arquear las alas para defender al amor, a la justicia, a la tolerancia, a la libertad. Entonaré un canto fuerte y agudo cuando mi alma esté plena y se tornará grave cuando la desdicha se apodere de mí. Quiero ser puro, casi perfecto, prudente, valiente y decidido, noble y elegante, bello y, otra vez, puro.  

Un relato de Alma Ballesteros, de Murcia, que nos señala uno de los caminos donde radica el amor, cuando se quiere amar y ser amado. Con música, por supuesto.

[cisne]

 

Y amanecerá sin ser estrella. Tampoco sol, ni luna, ni planeta ni un mísero satélite. En tu vida sólo seré ¡lo que tú quieras!.

Búscame, búscame y seremos un viaje en el invierno, una aventura sin fin y un relato de besos.

Y descansaré en tu alma mis tristezas y buscaré el mar de tus sonrisas cada día para poder ser un cisne lleno de paz y armonía.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: