RSS

Archivo de la etiqueta: caminar

¡Adiós, muralla!

Hubo un tiempo en que el viejo de la imprenta no estuvo. Decidió emprender un viaje a ninguna parte y lo hizo sólo. Lo necesitaba. Yo, naturalmente, lo respeté. Me sentí vacío. Me sentí descalzo, sin vestido de esperanza, sin sandalias de aventura, solamente una túnica de soledad. Y en las costuras, un billete a un futuro incierto y una maleta vacía. Pero cuando la desazón más profunda adensaba y me desbordaba aparecía él. Siempre estaba, de una manera u otra, aún cuando yo no lo viese. Y me escribió. Era el mejor regalo que podía recibir; ilusionado como un niño cuando abre sus regalos de Reyes.

“Llevo una hora y media sentado en nuestro lugar preferido simplemente imaginándote, preguntándome qué estarás pensando ahora mismo, lo que debes estar sintiendo; tus preguntas de siempre, ¿adónde ir? ¿retroceder, parar y temblar o hacer el camino?. Si estás pensando en mí, detente, envía una mirada  hacia el cielo y concéntrate en lo que te está pasando, no en lo que dejas atrás. Estoy en tu pasado, tu presente y tu futuro, no necesitas buscarme, estoy aquí ahora mismo. Si sientes miedo por lo que va a pasar a continuación, no lo tengas, olvida el miedo y la vergüenza. Visita otros lugares. Sé valiente y acepta los desafíos, fortalecen la mente y el corazón y te preparan para la felicidad. No pierdas el tiempo con recuerdos. Concéntrate profundamente en tu próxima acción, disfruta el presente cada momento porque puede que vuelvas a tener uno igual y, si alguna vez alzas la vista y te sientes perdido, sólo tómate un respiro y empieza otra vez. Regresa sobre tus pasos y ve al lugar más puro de tu corazón, donde reside la esperanza, encontrarás tu camino otra vez.

Tu viejo, que te quiere”.

El Presidente Kennedy apuntó en Washington en junio de 1963: “Ningún reto se halla más allá de la capacidad creadora de la especie humana”. Recientemente, Amin Maalouf avanzó: “situaciones sin precedentes requieren soluciones sin precedentes”. Y la presidenta de Brasil Dilma Rousseff sentenció no hace mucho: “para convertir nuestros sueños en realidad debemos superar las líneas de lo posible”.

Un relato inspirado por Cristina Penalva, de Alcalá de Henares, y con apuntes de La Dama se Esconde Ruiz Mora (Murcia) y El Café Romantic (Barcelona).

Música (en la imagen): Coles corner,  Richard Hawley

 

¿ Nos vemos mañana en la muralla a las doce de la noche… ? ¿Nos encontraremos en el camino?. En la muralla estoy sentada, con el cielo como techo. Siento que vuelve el pasado, acude el futuro y se encuentran en el presente. ¿ En verdad la sociedad está enferma o somos todos y cada uno de nosotros los que estamos desorientados y damos palos de ciego de forma totalmente incoherente?…

He tomado la decisión de decidir. La mayor decisión. Permitidme que corrija a Aristóteles. Debemos inventar el futuro; hay que buscar permanentemente nuevos caminos, para transformar los “imposibles” de hoy en “posibles” mañana. Ningún reto se halla más allá de la capacidad creadora de la especie humana.

El futuro es el único sitio al que puedes ir y lo imposible sólo tarda un poco más. ¡Adiós, muralla!.

 

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El aplauso

Dime, y escucharé. Llama, y te abriré. Llora, y apagaré tu llanto. Camina, a mi lado.

– Observa, ¿qué ves en la caja?

-¡Nada!

-¡No!, está todo lo que puedas imaginar.

A poco que lo imaginemos, donde no vemos nada está todo. Catalina Cerdó (na Ventafocs, de Muro, Baleares) ha visto allí donde, en apariencia, no había nada. Y de su caja ha extraído un aplauso. Con la colaboración del Café Romantic, con música porque nos gustáis vosotros y vosotras.

Un aplauso para el que camina, 
aún descalzo. 
Para el que ríe,
sin razones.
Para el que mira, 
con vista cansada.
Para el que cura, 
con dolor. 
Para el que ama, 
sin fin.
Un aplauso para el que vive
pese a todo. 

Aún descalzo, 
sin razones, 
con vista cansada, 
con dolor,
sin fin, 
vivo, 
pese a todo.
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

“El Patiota”

Bajo la mirada estimulante de un sol más alto, portador de renovada luz, y de días hermosos, en la ciudad, luminosos fragmentos de cielo se cuelan en los edificios a través de patios, balcones, terrazas, huertos sencillos o jardines urbanos. Son pequeños paréntesis en los que el tiempo se detienen, la vida desconecta por un instante de la terca rutina, y un manto de luz dorada y de bullicio lo cubre todo invitando a una saludable desgana en las horas de ocio.

Un relato de Tico Medina, en Diario de Córdoba, dedicado, entre otros a la escritora y amiga María del Pino (rescatado de su blog, soñando la felicidad)

Si al que a su patria ama, la defiende, la exhibe, de ella se honra y la dignifica, es un patriota; al que hace lo mismo con su patio se debe llamar, con permiso de esa excelentísima academia, un patiota . Aunque no esté en el diccionario, todavía. Porque un patio es una patria, porque en él se vive, se respira, se convive, se sobrevive incluso, se nace, se crece y hasta se dice adiós, y porque de él se presume, es una causa común en la casa común, es lo que te hace más grande en lo pequeño, y te hace más pequeño aún en la inmensidad de un grande, por chico que sea el corazón de la casa.
Y yo no me quiero ir de este mundo (aunque a veces estoy de acuerdo con aquel grafiti: “que pare el mundo que me apeo”) sin un patio que vivir, siquiera los últimos días de mi vida, eso sí, soy el primer granadino que cuando busca una casa para volver, no para vivir, pregunta siempre: “¿y tiene patio?” De ahí que en este tiempo de los patios de Córdoba, porque puede haber muchos patios, pero de Córdoba es otra cosa, porque es una forma de ser y de estar, de ahí que insista en que los patios cordobeses son noticia en todos los medios, más que en España, fuera de España.
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Como decían Faulkner y Unamuno…

Nos interrogamos sobre el presente y el futuro y pocas veces tenemos presente el pasado. Bien es cierto que, en muchos casos, el futuro nos tortura y el pasado nos encadena, y he ahí porqué se nos escapa el presente. Pero invirtamos la ecuación, en la que siempre existe una incógnita, que debe pertenecer al futuro, para que el pasado no sea pérdida sino suma. En ocasiones, como decía Faulkner, “el pasado no ha muerto, ni siquiera ha pasado”.

También lo dijo Miguel de Unamuno el 4 de junio de 1931 en el hotel Nacional de Madrid, una frase que pervive y siempre pervivirá en el tiempo: “Y ahora dejadme que siga con mis recuerdos, pues de ellos vivo, lo cual es lo mismo que vivir de esperanza, ya que quien no tiene pasado carece de futuro, y quien no ha hecho nada, no puede saber lo que va a hacer. Mi esperanza es la resurrección de mis recuerdos”.

Los recuerdos son uno de los legados más importantes del ser humano. Recordar y ser recordado es tan importante como la vida misma. Hoy persona, mañana recuerdo. Hoy recuerdo, ayer persona. Y cada cosa, en su sitio, porque no siempre estamos condenados a ser un triste violinista en un tejado.

Un relato breve (con música) de Dolors Guitart (Catalunya).

Quan mires enrera, t’adones que tot encaixa com les peces d’un trencaclosques. Cada cada moment ocupa el seu lloc, amb totes i cadascuna de les persones que varen formar part. Cada moment és únic, irrepetible, perquè nosaltres anem avançant, i cada moment és diferent de l’anterior. Som i no som els mateixos.

Cuando miras hacia atrás te das cuenta de que todo encaja, como las piezas de un rompecabezas. Cada momento ocupa su lugar, con todas y cada una de las personas que formaron parte. Cada momento es único, irrepetible, porque nosotros vamos avanzando, y cada momento es diferente del anterior. Somos y no somos los mismos. 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

VISUAL / LA AMISTAD DE KHALIL

Un visual de letrismo con música inspirado por Cristina Jiménez-Buil (Madrid). Adele – Set Fire To The Rain (clica aquí para sentir la música y clica sobre el visual para ampliarlo

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

LA NIÑA QUE CRECIÓ DEPRISA (el significado de la palabra vivir)

Un día, cualquier día, antes de concluir una sesión de Facebook, me encontré con un mensaje de una persona que me contaba que le encanta escribir. Y lo hace no sólo por satisfacción propia sino porque también le gusta ayudar a las personas. En aquel momento, me dijo, escribió unas palabras dirigidas a un ser en concreto que pasaba por momentos muy amargos.

“Soy aficionada, escribo porque me gusta hacerlo; el mero hecho de coger un papel y un bolígrafo me hace sentir bien. Pienso que cuando algo te gusta siempre hay que hacerlo, aunque no sepas hacerlo…”, me explicaba.

Esa persona que siente la escritura como una sanación y una salvación del alma propia y ajena es Mar García, de Jaén, que escribe poesía, relatos, cuentos, reflexiones e historias. Y me –nos- obsequió con este relato sobre la vida. Y al final, al leerlo, me deseó que me sintiera como en casa. Y a fe que lo he sentido.

Relato con música. You Give Me Something

 

Hay sucesos e historias que narran nuestras vidas. De ellas, con el paso del tiempo aprendemos y te hacen ser más fuerte, te hacen valorar más, y pensar para que estamos aquí. Hay una frase que quisiera compartir porque un día, mientras estaba en mi ordenador escribiendo, me vino a la mente, la frase es la siguiente:” Estamos aquí para sobrevivir y estamos aquí para luchar y ser felices”.

Os voy a contar una historia, la historia de una niña, que a mí me tocó vivir de cerca y narro para que, de un modo u otro, entendáis el significado de estas palabras.

La historia, como bien he dicho, trata de una niña, que desde muy pequeña tuvo que tomar una decisión, la de vivir o abandonarse a la muerte; una niña que desde pequeñita hubo de encargarse de una labor complicada para su edad: tenía a su madre enferma y un hermano más pequeño que ella, un ser frágil e indefenso, el cual también dependía de ella.

Como podéis imaginar la vida de esa niña no fue fácil, ya con diez años. Se pasaba todo el día trabajando fuera de casa para ganar el sustento, el único, de la familia. Se encargaba de todo. Y no sólo eso, además estudiaba. Y, cuando disponía de un poco de tiempo libre, seguía trabajando.  

Pese a todo, aquella niña siempre tenía una sonrisa en los labios. Era feliz, aún la calamidad de vida que debía llevar porque sabía que debía hacer todas esas cosas, que tenía que luchar aún a su corta edad. Si ella se venía abajo, toda la familia se hundía. Y lo hacía desde el cariño que profesaba a los que le rodeaban.

Y aquella niña hubo de madurar demasiado pronto, robando tiempo que jamás regresaría a su adolescencia, a su juventud. Hoy, pese a todo, esa niña es una mujer y es feliz. Y lo es porque tomó la decisión de caminar, de luchar, de vivir. Y aún hoy, conserva siempre esa sonrisa en los labios.

Os cuento pinceladas de esta historía porque vivir requiere un esfuerzo, requiere, como os digo, lucha. Hay personas que piensan que no pueden hacerlo, que es difícil, y se rinden…

Pues bien, a mi juicio, bajo ningun concepto hay que rendirse, porque la palabra vivir tiene un amplio significado: implica caminar, superarse, alcanzar los sueños. Puesto que las cosas malas, por así decirlo, llegan solas, también hay que recibirlas como las buenas, pero siempre mirando hacía delante…

Recuerdo una frase de un gran amigo que decía así:” a veces la vida nos la complicamos nosotros mismos”, frase que, si se analiza y se piensa, guarda una gran verdad. A veces, más de las debidas, nos encerramos en algo, miramos un solo objetivo, y no damos la oportunidad de mirar ambos lados y ver que hay más caminos abiertos, que es más facil de lo que nosotros pensamos. Simplemente, hay que detenerse un momento y observar.

Muchas personas se sentirán identificadas con esta breve historía, otras no será así, pues seguro que han tenido una niñez y una adolescencía fantasticas y se han ocupado de ser lo que debáin ser, niños y niñas. Por fortuna, la vida tiene unas etapas y es maravilloso poder disfrutar de todas y cada una de ellas.

Sin embargo, no olvidéis que ha existido, alguna vez, en algún lugar, cerca o lejos, niños que no pudieron ser niños.

Por último, os dejo otra frase que me gusta mucho. No es mía, pero al leerla me hizo ver que es así:” cuando la vida te presente mil razones para llorar, demuestralé que tienes mil y una para sonreír”.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

He visto ( carta a Federico y a Goyo)

Por Miquel Quintana, Sant Cugat del Vallès (Barcelona)

Relato con música (clica sobre la carta, si deseas). Pachebel, canon in D.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: