RSS

Archivo de la etiqueta: dudas

Espiral de latidos

Como un poeta, soy un viajero, un trashumante hacedor de palabras, que lo mismo construyo un paisaje que distintas rutas hacia una búsqueda interior. Miro al mundo,  desde las ciudades del altiplano o las montañas. Evoco el recuerdo y convoco al mar, al amor, a los amigos y a todos los mundos posibles. Rose Kennedy dijo una vez, “los pájaros cantan tras la tormenta, ¿por qué no va a poder la gente deleitarse con la poca luz que les quede?.
Alma Ballesteros, Murcia, se ha situado en la línea curva que genera el mundo y que hace que la vida se aleje progresivamente del centro de las cosas para que gire alrededor de él, hasta alcanzar el vértice del tiempo. Sencillamente, precioso. Y con música.
Una espiral de latidos,
de esperanzas,
de suspiros.
Una espiral de ensueños,
sin fe,
desatando la duda en un minuto.
Una espiral de arena,
de olas de margaritas,
un sí y no de horas,
un no y un sí de años,
un te quiero abrazado al látigo…
de amoríos.
Una espiral sin línea de fuga,
sin paisaje,
sin la perspectiva nueva en un corazón mínimo,
un despertarse siempre con el hilo del pasado…
cosido al índice de un mañana.
Una espiral de trabajo que no llega,
un cerrar los ojos y al abrirlos…
siempre en el mimo punto de partida.
“Reflexiones a lo alto del alma”, ALMA.
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

¿Por qué no…?

Dicen que la ignorancia es temporal mientras que la estupidez es para siempre y que el sentido común es el menos común de los sentidos. Partiendo de estas premisas, que se han apoderado de gran parte de la raza humana, daría todo lo que sé por saber la mitad de lo que ignoro. Y en ese camino de búsqueda de la verdad, en el que siempre corro el riesgo de encontrarla, al final, en muchas ocasiones, sólo encuentro una conclusión, triste pero certera: “hay gente tan pobre que sólo tiene dinero”.

Valga esta introducción un tanto apocalíptica de lo que somos para presentar esta acertada, actual y afilada reflexión de Joaquín Moreno, de Madrid. Cuántas veces hemos oído, que no escuchado, las mismas preguntas; cuántas veces nos habremos planteado las mismas preguntas y hemos continuado caminando. Vale la pena, a mi juicio, detenerse unos instantes en estas sencillas palabras para descubrir un mundo de miseria, una miseria de espíritu.

Relato con música. Nos sobran los motivos…

¿Por qué mostrar esas imágenes horripilantes en paquetes de cigarrillos ?. ¿Por qué no fotos de niños hambrientos en envases de McDonald ?. ¿Por qué no animales torturados en productos cosméticos ?. ¿Por qué no poner fotos de las víctimas de conductores ebrios, en botellas de cerveza y vino ?. ¿Por qué no fotos de políticos deshonestos, ladrones disfrutando de nuestro dinero, en declaraciones de impuestos ? Aunque el 100% de ustedes estarán de acuerdo, apuesto a que el 99% no lo comparte…y así nos va.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Las normas de Su

Nos dice el doctor Stone en sus normas del juego de la vida que debemos tomar lo serio con humor y el humor en serio pues todo es cuestión de actitud; y no debemos temer ni al amor ni a la muerte – ya descansaremos cuando hayamos muerto- pues mientras somos, la muerte no es y cuando es, nosotros ya no somos, aunque seremos siempre. Su Gue, de Barcelona, nos trae esta bonita reflexión que nos habla de actitudes del ser humano ante la vida, de deseos, de inquietudes… ¡Vive, vida sólo hay una!.

Relato con música, ¡maestro Pavarotti!

Su Gue

Les persones compliquem molt les coses: Trobes a faltar?, crida …; Vols quedar amb algú?, convida …; Vols que et comprenguin?, explica’t …; Tens dubtes?, pregunta …; No t’agrada?, parla … ; T’agrada?, parla més … ; Tens ganes?, fes-ho … ; Vols alguna cosa?, demanar és la millor manera de començar a merèixer … Si el “no” ja el tens, només corres el risc de “si” … De vida només n’hi ha una!. Posem tot de la nostra part per ser feliços!!! 

Las personas complicamos mucho las cosas: ¿Añoras?, llama …; ¿Quieres quedar con alguien?, invita …; ¿Quieres que te comprendan?, explícate …; ¿Tienes dudas?, pregunta …; ¿No te gusta?, habla … ; ¿Te gusta?, habla más … ; ¿Tienes ganas?, hazlo … ; ¿Quieres algo?, pedir es la mejor manera de empezar a merecer … Si el “no” ya  lo tienes, sólo corres el riesgo de “si” … Vida sólo hay una!  Pongamos todo de nuestra parte para ser felices!

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Hotel Purgatorio

Por Goyo Martínez, Mollet del Vallès (Barcelona)

(con música; clica sobre la imagen, si quieres…)

He dado una vuelta por el mundo, crispado por la cólera que se revuelve en mi espíritu. Me queman las entrañas después de beber un amargo trago de realidad que se torna veneno. He vivido seis vidas. Me queda una. Y solo el recuerdo de instantes de felicidad, momentos exquisitos, periquetes de experiencias inolvidables me devueven cierta templanza a mi trastornada alma.

La violencia del veneno que Dios y el diablo, -en un pacto que ya no observo contra natura-, nos enviaron cuando decidieron crear este inmenso purgatorio en el que se ha tornado el mundo conocido, me retuerce y me derriba. El diablo campa a sus anchas repartiendo pena eterna y no hay Dios que lo remedie.

Quiero gritar y no puedo. Me ahogo de sed; agotó todas las posibilidades de experimentar los cientos de estados de ánimo que puedo manifestar y luego rompo a llorar. Y me veo en el espejo, y me digo: solo soy un hombre de barba rala y ojos tristes y el resto, un cuento chino o una tragedia griega. ¡Anda demonio!.

¿Qué hace la gente aquí, además de esperar la muerte y de hacer preguntas tontas?. Veo la vida como inmenso páramo yermo de cualquier humanidad. Solo somos bichos que transitamos azarosos buscando no sé qué por el rocoso terreno que Dios y el diablo, en una suerte de trampantojo, nos han tendido, camino de un precipicio donde la caída será eterna. Y solo algunos instantes de felicidad, que anhelo eternamente efímeros, mitigan esa sensación de desplome.

Grito en carne viva y sigo ahogándome. ¡Vete demonio!. Camino por el mundo y veo en América a pobres hasta la vergüenza, sin alpargatas que no llaguen su espíritu descendido a los pies, cultivando un pedazo de tierra que no es la suya por voluntad del plomo del diablo; veo en África a niños a los que les han robado la inocencia y la infancia, caminar sin rumbo. ¿Está escrito en el guión de la vida que deben morir incluso antes de nacer?. Que estén en pie no significa que estén vivos, y el veneno de la cólera y de la pena eterna fluye desbocado por mis venas.

Ya no se hace camino al andar. Dios, quizás, pasó por aquí pero luego el diablo borró sus huellas, dando vida a especialistas en canalladas que siembran un clima insoportable de incertidumbre. Quiero levantar la alfombra del mundo y barrer toda la mugre que se ha acumulado en este inmenso, descomunal, patio de vecinos.

De norte a sur, de este a oeste, un extraño otoño avanza con lenta opulencia. Ya no hay gentes que digan buenos días al amanecer y buenas noches cuando el sol se apaga, quizás para no salir más en mi angustiado espíritu. Es la nada brutal y perpetua de la muerte. Y luego, más muerte. Como si alguien se ocupara de borrar nuestras huellas.

Paseó solo, entre tentaciones. Una lluvia de epítetos, casi nunca selectos golpean mi mente entre aires de jaculatorias y lastimosos ayes que se ahogan. Se oyen pasos, sombras que vienen hacia mí; si pudiera escuchar una voz amiga, o tan solo conocida.

¡Remátalo!. ¡Remátalo, que aún está vivo!, se oye gritar entre carcajadas. Y a la vera, cualquier madre o cualquier padre no paran de llorar por la marcha del hijo que apenas sí ha nacido. Alguien les manda rezar un par de avemarías. Pero no saben, y siguen llorando.

Bienvenido a este mundo de complejas emociones, donde los héroes están sobrevalorados. Un día eliges a uno, lo admiras una semana y luego muere o desaparece. Donde tu camino ya no es, quizás, el mejor camino. Donde te aferras a una persona que no es lo que era. Donde los amigos de la cena serán los enemigos del desayuno. Donde solo hay flores secas que un día formaron un ramo. Donde se cierran y se abren puertas pero cuidado con el viento que sopla tras ellas. Donde hay imágenes fantasmales de fantasmas y, en el capítulo siguiente, el abismo, un abismal abismo.

El diablo ha venido. Y me ordena: “dígale usted a Pinocho que nunca será un niño de verdad”. Yo antes era periodista y, de tanto en cuando, vendía algunas alfombras persas. Ahora, solo dirijo un hotel llamado “el purgatorio”.

 

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Querido Federico (III)

Querido Federico;

Qué razón tienes, amigo Federico; debemos interpretar las cosas siempre escanciando nuestra alma sobre ellas, buscando un algo espiritual donde no existe, proporcionando a las formas el encanto de nuestros sentimientos y ser un y ser mil para sentir las cosas en todos sus matices. Ahora soy capaz de verlo: lagos donde hay charcas, montañas donde hay colinas, o vicerversa cuando nuestra vista o nuestro cuerpo no son capaces de alcanzarlas, o almas antiguas que pasaron por plazas solitarias.

Tus últimas palabras son acicate para el alma y el corazón: hay que ser religiosos y profanos. Reunir el misticismo de una severa catedral gótica con la maravilla de la Grecia o la Roma pagana. Verlo todo, y sentirlo todo. En la eternidad, ya gozaremos del premio de no haber tenido horizontes.

Busco en tus palabras la humildad y la sinceridad para ponerlas en práctica en un mundo que nos es hostil. Quiero desplegar amor y misericordia para todos y recibir en pago tan solo un respeto. Ciertamente, poco más nos queda que soñar. ¡Desdichado del que no sueñe, pues nunca verá la luz!.

Querido Federico, nos hallamos ante un momento de la historia en que se presenta como un friso continuo de ventanas que se abren y se cierran y en el que aparecen paisajes y personajes, en una suerte de trampantojo creada, quizás por Dios y el diablo al unísono. ¿ Habrán generado una amistad desconocida para nosotros?.

¿ En qué creer?, querido Federico. Las ilusiones forman parte del pasado y, quizás, del futuro pero hoy solo son frustraciones. Si este es nuestro futuro, quizá prefiera un pasado.

La política, amigo mío, ha dejado de ser un noble arte. Recuerdas a Rimbaud: “Regresaré, con miembros de hierro, la piel ensombrecida, la mirada furiosa: por mi máscara, me juzgarán de una raza fuerte. Tendré oro: seré ocioso y brutal. Las mujeres cuidarán a esos feroces lisiados reflujo de las tierras cálidas. Intervendré en política. ¡Salvado!.”

Hoy, la política se ha reducido al infame arte de escuchar quien dice la barbaridad más alta y quien escupe más lejos. Mientras más lejos, mejor. Ya se ha iniciado la tensión de las urnas. Nos querrán deslumbrar con la poesía para aparcar la prosa en que consiste la política del día a día. Unos, que se dicen socialistas, proponen nuevas recetas para tiempos distintos y llevan al foso ¿de los leones? a un político cómplice de un desgobierno que apenas sí supo ubicarse a la altura de las circunstancias. La izquierda, querido Federico, aparece rota en mil pedazos, como así lo ha sido siempre en la historia de España.

Los otros, conservadores, hablan y hablan para no decir nada realmente importante. Tampoco les ha hecho falta, en realidad. Han conseguido aunar las fuerzas de la derecha, como siempre ha sido en España y siempre lo será.

A todos, sin embargo, les une, y siempre les unirá, una máxima: no saben lo que es forjar un auténtico gobierno por y para el pueblo. Les falta, aún hoy en día, una verdadera cultura del diálogo e inventan sobre la marcha. Son, estos gobiernos, artefactos políticos creados para conservar el poder y mantener a los adversarios en la oposición, esperando a que desaparezcan como alternativa. Y de tanto en cuando, más veces de las debidas, aparecen voces de “ladronzuelos” que han hecho de la política un arte de birlibirloque y que pregonan sus ofertas de cantamañanas.

Será cierto, como proclamó Rimbaud, que ahora estamos malditos y tenemos horror a todo. ¿Será mejor dormir, completamente ebrio, sobre la playa?, a la espera de mejores tiempos.

PD: querido Federico, definitivamente he dejado de creer en la justicia, al menos la terrenal y espero que Dios reparta justicia cuando les llegue la hora de cruzar la puerta solitaria. Llueve sobre mojado o noy hay nada nuevo bajo el sol. Nos movemos de un extremo a otro, a la deriva, sin remisión. Te explicó. Hace unos días, castigaron con la cárcel a un grupo de funcionarios y empresarios, todos ellos de orden influyente, por defraudar al fisco que es lo mismo que defraudar a todos. Ellos, en apariencia, son iguales pero son distintos. No son ni representan la miseria de la sociedad, no son vagabundos, ni prostitutas, ni drogoadictos, ni ladronzuelos, ni pobres que roban para sobrevivir o que comen sardinas de papel para engañar a sus maltrechos estómagos, ni parados… son, en apariencia, la crema de la sociedad y ninguno ha dado con sus huesos en la cárcel.

Como siempre, Querido Federico una melodía para colmar tus oídos.

Siempre tuyo, tuyo siempre,

Goyo Martínez

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: