RSS

Archivo de la etiqueta: esperanza

De vez en cuando…

Hoy, el viejo de la imprenta ha marchado a Colliure. ¿Qué hay en Colliure? ¿Qué puede haber en un pueblecito francés de apenas tres mil habitantes?, le pregunté. 

– ¡Unos días azules, un sol de infancia…! – respondió con la confianza y el aplomo de quien sabe lo que busca.

Hace un tiempo, el viejo elaboró una lista de cosas que hacer, ver y sentir antes de morir. Hay quien se propone lanzarse en paracaídas, pilotar un coche de carreras, viajar al Caribe, subir una montaña tan alta como el Everest… Él, el viejo, se conforma con cosas más sencillas, humildes incluso, que se llevará al cielo con los ojos cerrados, el corazón bien abierto, en un día azul y con un sol de infancia. 

Hoy, el viejo ha viajado con lo puesto a Colliure, a hablar con Machado, uno de sus favoritos. Y quizá el viejo le pregunte “si todo pasa y todo queda” y el poeta, con más aplomo, le responda: “lo nuestro es pasar”, pero un “pasar haciendo caminos”, siempre en “mundos sutiles, ingrávidos y gentiles, como pompas de jabón”.

“Golpe a golpe, verso a verso”, sufriendo, porque tiene alma y lo sabe porque le duele, La Dama se Esconde Ruiz Mora escribe desde Murcia una poesía que rezuma desesperanza, para la esperanza.  Hoy, con la música del “caminante”. (Con vuestro permiso, a mi padre, que está en los cielos, y a quien tanto añoro).

 

Y de vez encuando la vida te da un traspiés,
y te arremolina el alma,
te llena de incógnitas,
de puntos sin la i de la
memoria.
De vez encuando la vida
te desconsuela los labios,
congela preguntas y respuestas;
Agujerea el corazón,
los cose con hilo
de terciopelo..

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Y le llamaron “hogar”

Me dijo una vez el viejo de la imprenta que lo que veía no existía y, sin embargo, lo estaba viendo. Incluso, lo podía sentir. Era un lejano reino donde no había un rey sino dos. Uno que no sabía lo que tenía, el otro condenado a recordar lo que había perdido. Y había un gigante intrépido, y un duende al que le gustaba jugar a su sombra. Había incluso un encantador con su flauta y un mago que sabía cuál era la mejor manera para amansar fieras salvajes. Y un bello principe y una bella princesa que no sabían que sus destinos estaban llamados a cruzarse. Y había también otros en aquel remoto lugar semejante al lugar que conocimos de niños, donde se contaban y escribían cuentos y leyendas. El brillo de la luna siempre iluminaba sus ojos.

Y el viejo de la imprenta, mi querido viejo, sentenció:

– Es posible que nunca vuelva a pronunciarse el verdadero nombre de ese reino, pero ni la memoria ni el tiempo lo podrán borrar nunca puesto que todas sus encantadoras criaturas lo llamaban hogar.

Hoy, aquí y ahora, este hogar en el Cafe Romantic corresponde a todos y todas que, de una manera u otra, habéis contribuido a crear, imaginar, soñar, repartir felicidad, escribir, pintar, saludar, gritar – aún en el silencio-… para hacer más llevadero el año que se va.

Por y para vosotros y vosotras, una almazuela tejida con las gotas de los mejores sentimientos dichos, escritos, soñados e imaginados por Yolanda Torrent, Alfons Carrasco, María del Pino, Pau Glez., Catalina Cerdó (Ventafocs), Mila Miguélez, Andrés Ruiz Fernández, David Creus, La Dama se Esconde, María José Fresneda, Pilu “Lleida” Bijoux, Rafael Rodríguez… y otros muchos que habéis merecido ese reino llamado hogar.

Feliz 2013 !. Música: Kiss me (Cramberries)

 

Nos beberemos las horas y buscaremos un camino de retos, aventuras, deseos y amistad / Infusió, espècies, un glop de llet, un pessic de xocolata negre, aroma de canyella i cardamom, música suau, notes de silenci, serenitat, pau… instant intens, únic. La vida està feta d’instants… /  He llegado cinco minutos antes de la hora. El paso acelerado y el ansia me han traído de manera precipitada. Me sudan las manos y el corazón me palpita con fuerza. Siento calor a pesar del frío que hace a mi alrededor… / Casi se me acaba la fe, casi se me escapa el amor, casi se me quiebra la inocencia; casi se me agota toda la fuerza para luchar un día más, casi me rendí… Hasta que pensé en ti / Hay una luz, allá en lo lejos; hay un camino por recorrer. Dime si quieres venir conmigo, dame tu mano, dame tu amor. Escucha mi voz, no apagues la llama de este deseo… /  “La palabra clave no es «precio» ni «coste». Es fácil. Hazlo fácil. Que se entienda fácil. Que se compre fácil. Que se explique fácil, y sobre todo, que se entienda fácilmente.” / Se nos va un año en el que lloramos, reímos, compartimos disfrutamos, aprendimos, caímos, pero nos volvimos a levantar, son momentos que nunca olvidaremos.

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Con el cielo como techo

Hay ocasiones en que el viejo de la imprenta y yo dormimos con el cielo como techo. Y, entonces, como si emocionalmente siempre estuviera en la luna, me cuenta sus recuerdos. Son recuerdos que traen el eco de un patio sembrado de pilistras y un mostrador rezumante de aromas florales donde reinaban cantes y bailes anunciados en un bautizo, prolongados en la primera comunión, fermentados en bodas de cuatro lunas, asentados en fiestas sin motivo aparente y que no se apagaban ni siquiera con el funeral del viejo.

Luego, me habla de la fuerza de Titán, la luna de Saturno. Océanos de metano espaciados entre sí por cientos de años, con una fuerza de gravedad tan bajita que, cuando se evapora y llueve, forman gorditas gotas que caen muy, muy despacio. Es, entonces, cuando todo flota y tiene su gracia, espaciado entre sí por eternos instantes.

– Me encanta tu fuerza, querido viejo.

– Es como la de la cuerda de un barco, que la tensas y te acerca a una nueva orilla.

Desde Muro (Mallorca), Ventafocs nos habla de lo que nunca nos puede faltar en la vida.  Música, heaven.

Foto: Per molt alta que sigui una montanya mai podrà tapar la Lluna

 

Mi tejado y mi casa se han quemado; ya nada me priva de ver la luna que brilla… y desde entonces, por muy alta que sea la montaña, ya nunca podrá taparla.

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

LO QUE LA LUNA ESCONDE

Viendo mi abatimiento, en cierta ocasión, el viejo de la imprenta me explicó que había conocido a una mujer que, en plena guerra, decidió abrir una floristería. Una sandez, pensé yo para mis adentros. Como siempre, el viejo de la imprenta me leyó el gesto y el pensamiento y me amonestó.

Aquella mujer, que para algunos podía pasar por loca, abrió aquella floristería porque el mundo necesitaba en ese momento, más que nunca, flores.

Ahora, en que el dolor, la angustia, la incertidumbre, la zozobra nos acosan, el mundo necesita bella historias. Historias de amor, de superación, de batallas contra las vanidades.

Hasta ahora, – lo confieso-, nunca me había planteado con la suficiente profusión el asunto. ¿Qué poder ejerce la luna sobre nosotros? ¿Qué tiene que ver la luna con nuestro corazón, nuestro destino?

Mi admirado García Lorca escribió:
 

“cuando sale la luna
se pierden las campanas
y aparecen las sendas
impenetrables.
Cuando sale la luna,
el mar cubre la tierra
y el corazón se siente
isla en el infinito.
Nadie come naranjas
bajo la luna llena.
Es preciso comer
fruta verde y helada.
Cuando sale la luna
de cien rostros iguales,
la moneda de plata
solloza en el bolsillo”

 

El escritor Jordi Planes Rovira nos trae una de esas bellas y necesarias historias de amor, superación y coraje: “Lo que la luna esconde”, primera novela de Jordi Planes – publicada por Quarentena Ediciones y que he tenido el inmenso honor, placer y orgullo de editar-, y en la que aborda de manera magistral quiénes somos, qué queremos, qué amamos, qué nos conviene y qué debemos rechazar, en un mundo de vanidades y traiciones.

Pronto, muy pronto, en todas las librerías, “Lo que la luna esconde”.

Y yo que pensaba que lo sabía todo y ahora sé que apenas sé nada. Dicho y escrito desde el corazón, porque no sabemos -ni queremos- decirlo y escribirlo de otra manera.

 

 
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Seis correos; lágrimas, una vida…

En la mirada del viejo de la imprenta se reflejaban los mares que dormían en su memoria. Eran emociones abstractas, no verdades absolutas. Pequeñas historias en las que contaban todos los adornos. Poderosas, en cualquier caso. Les ponía orden, con cuidado, despacito. Algo así como lo que hacía su madre cuando decoraba la casa con sus recuerdos: en lugar de amontonarlos, los colocaba con gracia y arte.

A partir de seis breves correos electrónicos de Cylthia CG (México) a propósito de una historia de un profesor no cualquier, un trastero, azul, una amalgama de vivencias vividas expectante y anhelante de satisfacer deseos y ilusiones ansiadas, y amores que van y vienen tras recorrer 15.000 kilómetros, se han tejido estas palabras convertidas en mensajes sobre la vida, una vida como la nuestra que, ocasionalmente, puede doler al punto de las lágrimas, ora de alegría, ora de tristeza. Con la voz de Luz Casal, “entre mis recuerdos”.

Como cometa que arrastra un caudal, tanto cambia todo que puedes tejer nuevos días encima de viejas noches porque bendito el sueño que se teje de hilos del “no debí” y del “no debiste”. La vida me ha enseñado palabras sentidas que derrotan silencios que matan. Llama, ¡es la clave!.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Amalgama

El pasado no ha muerto, dice Faulkner, “ni siquiera ha pasado”. Hay veces en que vuelve el pasado, acude el futuro y se encuentran en el presente. Otras en que el tiempo no importa porque se ha desarticulado; porque todo, presente, pasado y futuro, está ocurriendo o siendo a la vez. Tú debes elegir porque las más de las veces el futuro nos tortura, el pasado nos encadena y he aquí porqué se nos escapa el presente.

Una preciosa reflexión de Olga Prieto (Baix Llobregat, Barcelona) acerca del país de Serendip, un mundo de complejas emociones, de emociones del pasado y mañana, ya veremos. Música: sólo una mujer, sólo un país, sólo un recuerdo, ¡todo!.

El tramo de vida que caminamos hacia delante _se hace camino al andar_ arrastra experiencias pasadas_el pasado no ha muerto, nunca lo hace_y en la conjugación de éstas con las nuevas_fui lo que eres, serás lo que soy_resurge el presente vivido, confundiéndose con un pasado ya fundido en un presente futuro_dejadme que siga con mis recuerdos, pues de ellos vivo, lo cual es lo mismo que vivir de esperanza, ya que quien no tiene  pasado carece de futuro, y quien no ha hecho nada, no puede saber lo que va a hacer_ Amalgama de vivencias vividas expectante y anhelante de satisfacer deseos y ilusiones ansiadas.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

15.000 kilómetros, ¡amor!.

El viejo de la imprenta, el que siempre me habla, posee la fuerza y el amor a la vida de quien conoce la fragilidad humana y sabe que, en cualquier momento, todo lo que se ama y toda normalidad (hablar, pensar, comer, beber, cantar, amar, incluso berrear…) que se da por supuesta, puede desaparecer de forma imprevista, súbita, cruel.

-¿En qué piensas? -me pregunta el viejo de la imprenta.

-Le escribiré una carta.

-¿Y qué le dirás?

-Le diré todo lo que no le dije.

-¿Y cuáles son las cosas que nunca le dijiste?

-Estas son las cosas que nunca le dije: siempre te quise. Mi amor sigue vivo aún cuando te has ido. No te diría nunca adiós.

Este relato, en forma de poema libre, es un canto a la vida y al amor compuesto con retales de los pensamientos, momentos, emociones y sensaciones de La Dama Se Esconde Ruiz Mora (Murcia), Andrés Ruiz Fernández (Córdoba), Maite Arbonés (Lleida), Elizabeth Vargas (San Juan de Puerto Rico) -autora del fragmento ¿A qué llamas amor?-, Jordi Planes (Vilassar de Mar), Mila Miguélez (A Coruña) y María del Pino (Córdoba) -autora del fragmento del poema un beso en la mejilla, y es que sin quererlo…-. A todos ellos y ellas gracias por escribir, crear y compartir por y para nosotros y nosotras, pues sin ellos y ellas moriríamos un poco más. Y gracias a ellos y a ellas, el amor vuelve a correr por mis venas.

El título responde a la suma de distancias que existe entre Mollet del Vallès (Barcelona), Vilassar de Mar (Barcelona), Lleida, Murcia, Córdoba, A Coruña y San Juan de Puerto Rico, en un viaje de ida y vuelta, envolvente.

Hoy, con la música del Love Theme from Romeo and Juliet, extraordinariamente versionado por André Rieu.

 

Canto una canción sin llamar, sin llorar, sin saber;

una plaza gris, una nube, no sé.

Para el amor más olvidado cantaré.

Hoy siento profundamente que el amor de mi corazón vive y late dentro de tu corazón,

hoy siendo profundamente que la luz de tu alma vive y brilla dentro de mi alma. 

Quiero vivir con el corazón,

quiero vivir el ahora,

quiero poder sentir

y saber discernir lo que me hace feliz.

¡Mágica vida!

Insignificante me siento ante lo grandioso del amor,

ante la mágica atmósfera que lo recubre,

que me hace entregarle hasta los suspiros,

los anhelos de mi corazón incandescente.

Y, es que, sin quererlo, ni beberlo,

sin pensarlo, o tan siquiera hablarlo,

tus ojos escrutaron mi cuerpo con delicadeza,

hasta hacer que, por ti, perdiera la cabeza.

¿A qué llamas amor?.

A un intento fugaz desesperado de pura pasión. A una promesa que te lleva a soñar.

A una noche frente al mar bañados por el reflejo de la luna.

A la entrega del alma, cuerpo y corazón sin condiciones.

A un romance con alguien extraño que tal vez no se vuelva a cruzar en tu camino.

A las mariposas que revolotean en tu estómago,

con cada palabra que escuchas, cada caricia, abrazo y cada beso que recibes.

A un poema que encierra las emociones más profundas.

Y, por fin, colgaré mis sandalias a la puerta,

la puerta de la vida.

Y llamaré,

y me abrirá el futuro vestido de sonrisa. 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: