RSS

Archivo de la etiqueta: flores

Espiral de latidos

Como un poeta, soy un viajero, un trashumante hacedor de palabras, que lo mismo construyo un paisaje que distintas rutas hacia una búsqueda interior. Miro al mundo,  desde las ciudades del altiplano o las montañas. Evoco el recuerdo y convoco al mar, al amor, a los amigos y a todos los mundos posibles. Rose Kennedy dijo una vez, “los pájaros cantan tras la tormenta, ¿por qué no va a poder la gente deleitarse con la poca luz que les quede?.
Alma Ballesteros, Murcia, se ha situado en la línea curva que genera el mundo y que hace que la vida se aleje progresivamente del centro de las cosas para que gire alrededor de él, hasta alcanzar el vértice del tiempo. Sencillamente, precioso. Y con música.
Una espiral de latidos,
de esperanzas,
de suspiros.
Una espiral de ensueños,
sin fe,
desatando la duda en un minuto.
Una espiral de arena,
de olas de margaritas,
un sí y no de horas,
un no y un sí de años,
un te quiero abrazado al látigo…
de amoríos.
Una espiral sin línea de fuga,
sin paisaje,
sin la perspectiva nueva en un corazón mínimo,
un despertarse siempre con el hilo del pasado…
cosido al índice de un mañana.
Una espiral de trabajo que no llega,
un cerrar los ojos y al abrirlos…
siempre en el mimo punto de partida.
“Reflexiones a lo alto del alma”, ALMA.
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tejiendo la vida en texto plano

La vida auténtica está dentro de cada uno de nosotros; con cada decisión, con cada experiencia, aspiramos a ser auténticos. Muchas veces nos quedamos a medio camino de todo y, quizás por ello, somos únicos, a veces geniales, extraordinarios en todo caso. Incluso cuando empleamos únicamente el texto plano y un máximo de 140 caracteres.

Este relato, en forma de diálogo, nace de una conversación de apenas tres minutos a través de Twitter con Sandra Pérez García, más conocida en la red como Sandradespacho, politóloga y socióloga, especialista en comunicación y gestión política, de Madrid. Clica sobre la imagen para disfrutar la música de este relato breve, intenso.

 

 

 

 

 

 

–  Si vas a engañarme, al menos miénteme bien. Lo contrario, encima, es insultarme.

–  ¿ Te sientes culpable?.

– Yo, rápidamente, me siento culpable, tan rápido como se me pasa…

– Érase una una vez una mujer sensacional, franca, con un indudable atractivo a quien la vida…

–  Se negaba a dar unas mínimas pautas de normalidad…

–  Porque, para ella, la normalidad no existía. Todo, en cada instante, en cada latido, era un extraordinario acontecimiento. ¡ Vivía !…

–  Más o menos como quería. O como creía querer…

– Pues en su creencia anidaban sentimientos que la conducían a los vértices de la vida, una vida, ora de sonrisas…

–  Ora de carcajadas. El resto de las circunstancias le eran del todo ajenas…

–  Su liberación era el epílogo de cada capítulo de esta casi siempre triste y
estremecedora trama que es la vida…

–  Sin darle más vueltas, ya tenía que tomar la última y definitiva decisión de si
entregaba el resto a esa liberación…

– Se saturó y no supo hacia dónde tirar. Ante el bloqueo se detuvo un momento, pensó y decidió. Se decididó a tomar una decisión.

– Solo soy.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: