RSS

Archivo de la etiqueta: incertidumbre

El país de Serendip (serendipia todo cuanto puedas)

Cuenta el cuento que hubo tres príncipes de un reino llamado Serendip que decidieron emprender un viaje para conocer y adquirir la sabiduría suficiente para solucionar los problemas que, en el futuro, les permitiese gobernar con justicia y equidad. He aquí cuando intentaban solucionar los interrogantes que ellos mismos se habían planteado, los tres príncipes encontraban respuestas a otros problemas de mayor envergadura y que ni siquiera se habían planteado.

El tiempo es así de extraño, a cambio de todo lo que nos arrebata nos concede algo: a veces es un amigo, a veces es un mejor entendimiento de nosotros mismos, a veces sólo es un día perfecto. Quizás no era lo que buscabas, pero lo encuentras. Y te maravillas, de nuevo. ¿Es por casualidad? ¿Es por accidente? ¿Es por coincidencia? ¿Está escrito el destino?

Dicen que todo fin es un punto de partida, un papel en blanco donde podemos escribir lo que queramos, una tela virgen donde pintar nuestros deseos. Acuarela.

Bienvenido a un mundo de complejas emociones,

emociones del pasado,

mañana, ¡ya veremos!.

donde los héroes están sobrevalorados,

donde necesitas y admiras a un héroe.

Donde tu camino

es el peor camino de todos,

tu mejor camino. 

Donde te aferras a una persona,

una persona que ya no es lo que era,

tu persona.

Donde los amigos del desayuno

pueden ser los enemigos de la cena,

amigos para siempre.

Donde una idea a primera hora de la mañana

puede ser una estupidez al caer la tarde,

la mejor idea.

Donde nadie

se cansa de decir adiós,

¡adiós! no existe.  

Donde siempre

se llega un par de años tarde,

es pronto.  

Donde nunca

hay momentos bajo el sol,

cae la noche. 

Donde no se puede molestar al cielo,

cielo siempre abierto,

con llanto sincero.

Donde las verdades

son de plomo,

y una mentira repetida mil veces nunca es verdad.

Donde la tierra gira sobre su propio eje, el eje somos nosotros, y necesitamos dejarnos llevar, caer y a ver adónde vamos. ¡Bendita incertidumbre que nos haces imaginar!.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Descalzos por la vida

El futuro es el único sitio al que podemos ir. No hay más remedio. No se trata de una estrategia calculada de fuerzas o energías más poderosas que nosotros. Simplemente, es ley de vida. Al ver el futuro quisiera quedarme con mi pasado, retrasar el reloj, arrojarlo hacia atrás. Lo hago, pero no he encontrado la manera humana posible de conseguirlo. Y el futuro, mientras, se presenta incierto. Aún así, asumo el riesgo de quedarme solo, con mi soledad. Es la absurda pero fascinante aventura de la vida, por la que acostumbramos a transitar descalzos y, pese a ello, seguimos en pie aún las llagas en el alma.

Un relato (con música) de Alma Ballesteros, desde Murcia, cargado de un profundo sentimiento, en tan sólo 28 palabras.

Descalza, sin vestido de esperanza, sin sandalias de aventura, solamente una enagua de soledad. Y en sus costuras, un billete a un futuro incierto y una maleta vacía.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: