RSS

Archivo de la etiqueta: llanto

De vez en cuando…

Hoy, el viejo de la imprenta ha marchado a Colliure. ¿Qué hay en Colliure? ¿Qué puede haber en un pueblecito francés de apenas tres mil habitantes?, le pregunté. 

– ¡Unos días azules, un sol de infancia…! – respondió con la confianza y el aplomo de quien sabe lo que busca.

Hace un tiempo, el viejo elaboró una lista de cosas que hacer, ver y sentir antes de morir. Hay quien se propone lanzarse en paracaídas, pilotar un coche de carreras, viajar al Caribe, subir una montaña tan alta como el Everest… Él, el viejo, se conforma con cosas más sencillas, humildes incluso, que se llevará al cielo con los ojos cerrados, el corazón bien abierto, en un día azul y con un sol de infancia. 

Hoy, el viejo ha viajado con lo puesto a Colliure, a hablar con Machado, uno de sus favoritos. Y quizá el viejo le pregunte “si todo pasa y todo queda” y el poeta, con más aplomo, le responda: “lo nuestro es pasar”, pero un “pasar haciendo caminos”, siempre en “mundos sutiles, ingrávidos y gentiles, como pompas de jabón”.

“Golpe a golpe, verso a verso”, sufriendo, porque tiene alma y lo sabe porque le duele, La Dama se Esconde Ruiz Mora escribe desde Murcia una poesía que rezuma desesperanza, para la esperanza.  Hoy, con la música del “caminante”. (Con vuestro permiso, a mi padre, que está en los cielos, y a quien tanto añoro).

 

Y de vez encuando la vida te da un traspiés,
y te arremolina el alma,
te llena de incógnitas,
de puntos sin la i de la
memoria.
De vez encuando la vida
te desconsuela los labios,
congela preguntas y respuestas;
Agujerea el corazón,
los cose con hilo
de terciopelo..

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Juego de amor

Hay situaciones, momentos, palabras… que no merecen mayores explicaciones. Y es que, como decía Unamuno, “hay lágrimas que refrescan y desahogan y lágrimas que encienden y sofocan más”.

Un relato sobre ese bello, aunque tortuoso, camino que todos emprendemos para encontrar el amor de la profa. Elizabeth Vargas, San Juan de Puerto Rico, escrito en la soledad de la madrugada, donde afloran los mejores sentimientos, las mejores palabras. Con música, por swpuesto.  Escena de Nmpqtbpqtb.

sube y baja

 

(Versión original)

Sube y baja, sube y baja… No podía parar de mecerse  y entre carcajadas era evidente su felicidad. Era un capuyo  que empezaba a crecer. A distancia se escuchaba la risa, era pícara y tierna a la vez.

Y seguía en el sube y baja. Sí, la niña jugaba. La inocencia era su dueña cuando le robaste ese primer beso y te amó. Poco a poco te entregó su corazón, el alma, sus sueños y su ser. Contigo vivió los momentos más hermosos y también instantes muy dolorosos.

Hoy la vida los lleva por senderos de incertidumbre, no hay un rumbo definido. Los océanos se imponen cual barrera entre los dos. A pesar de la distancia, el recuerdo sigue latente, fue tuya y se entregó a ti con gran pasión. Junto a ti creció, aprendió lo que es el amor y lo que es el perdón. Hoy no sabe si estás, si te fuiste y tampoco puede percibir si volverás.

El parque está solo, la niña vuelve a mecerse en el sube y baja.  No ve otra alternativa. Sigue jugando, pero las lágrimas aún corren por su rostro y se escucha un sollozo. En su interior no quisiera abandonar esa ilusión que la llevó al cielo y luego al infierno, pues le costó su inocencia. No hay respuesta y la niña desconoce si tiene tu querer o si todo fue un juego de amor.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Encontrarás cuervos (ayer, hoy, mañana)

Por Goyo Martínez, de su próximo libro “Encontrarás Cuervos” (título provisional), la segunda parte de “El Espía de Madrid”.

Y clavaré en la puerta de la Iglesia mis ideas, mis sueños, mis pensamientos.

Y que me busque el cura. Le saludaré y le pediré que hable con Dios a propósito de mí, de nosotros.

Y le diré que necesitamos un cura que introduzca en la liturgia la lengua del pueblo.

Y si acaso pone tierra de por medio, horadando una estrecha fractura de cemento por la que deambular, replicaré sus palabras: cómo puede invocar a Dios quién promueve un desastre moral en nombre de un credo que entona como una sordida letanía la vieja cantinela de la ética y las exigencias de la moral.

Y marcharé, dejando mis ideas, mis sueños y mis pensamientos clavados con firmeza en su puerta.

Y a Dios no tendré otro remedio que decirle que le declaro la guerra mientras quienes deben llorar, no lloren y sus lágrimas de sincera y cristiana contrición no se purguen y no laven la mancha inferida.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Relato corto de un te quiero

Asciendo por un pasillo lúgubre, mate pero pulcro a conciencia. La habitación, con una colcha amarilla y una mesa camilla. No hace falta más. Alrededor, la madera cruje como palabras entrecortadas, empolvadas que flotan en el aire, palabras que hacen más fácil el camino a lo largo de la tortuosa y enamoradiza vida. Y allí, también lloré. Me sentí estúpido, ¿pero sabéis qué?, a la mierda ese día. Para eso Dios, o quien sea, hace días nuevos. Así es el amor. Siempre lo buscaré. Nunca lo rehuiré.

Un relato sobre el amor de David Creus y David Viñas (estamos locos) (Mollet del Vallès-Martorelles, Barcelona). Un relato con música. Así estoy yo sin ti.

Nos adentramos en el interior de nuestro corazón buscando el significado de la palabra amor, en la más dura de las incursiones a las entrañas del ser humano.

Nuestro corazón, en cada latido, nos precipita a un laberinto de sensaciones, las cuales, contra nuestra voluntad,  nos hacen caminar por el estrecho camino de la confusión.

Amar es vivir, vivir es amar. Interpretamos nuestros sentimientos, los cuales se vuelven contradictorios en función de lo que nuestros ojos perciben a la hora de leer los diálogos del alma y del corazón. En sus conversaciones, cada uno trata de defender esa confusión de la que hablamos, para apoderarse del deseo humano por la supervivencia emocional.

Racionalmente, solo llegamos a comprender lo que sentimos cuando los tres caminos emocionales se ponen en consonancia con la ilógica del amor: cabeza, corazón y alma deben entenderse a la perfección, lo cual es asunto  complicado, muy complicado.

¡Estamos locos!. ¿Estamos locos?. Amar es simplemente sentir sin preguntar lo que sentimos. Nos armamos. No tenemos otra arma que la lucha diaria por no dejar pasar por nuestro lado lo que estúpidamente llámanos simple, convencidos de que si no lo vemos hoy, mañana también lo encontraremos.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Nosotros

El otoño anuncia desde hoy su avance en lenta opulencia y, poco a poco, se llevará la última brizna del aire cálido de la media tarde del verano. Lo que no se llevará será la calidez de nuestro espíritu, una calidez que anida en nuestros corazones, unos cuantos rotos, otros sanando y algunos, por el momento, intactos. Así es y así se presenta Marisol Marichalar, un corazón que palpita, un amor nuevo, quizás imposible, un corazón que espera y también llora. ¡Es el amor!, nuestro destino inevitable, quizás fatal, pero amor al fin y al cabo. Más vale haber amado y perdido que nunca haber amado… Music from Andre Rieu (Love Theme From Romeo & Juliet) 

Amanecía y el sol dejaba pasar un rayo a través de la rendija. Me desperté y agradecí estar viva otro día más… alguien vendría pronto a rescatarme.

Nuestras miradas cruzadas,

nuestro corazón palpitando,

nosotros separados,

este amor nuevo,

este amor imposible,

este amor anhelado,

este amor separado.

Soledad de mi lágrima llorada,

en la oquedad del corazón inerte,

que de tanto esperar no espera nada.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El velador de los sueños

Por Goyo Martínez, escrito en Roses (Girona), en 2008. Relato con música (clica sobre la imagen… si lo deseas)

Serás también cual polvo enamorado

donde quiera que yazgas y reposes.

Ahora, duerme, descansa del camino.

Vigilamos tu sueño tus amigos.

Adaptación del texto original del poeta vasco Vidal de Nicolás. Cada año, coincidiendo con el aniversario de su asesinato a manos de ETA, en marzo de 2001, el Mosso d’Esquadra Santos Santamaría recibe una estrofa de un poema. En una ocasión recibió éste de Vidal de Nicolás (Portugalete, 20.04.1991).

Publicado en “Pido la palabra; crónica íntima de las víctimas del terrorismo”. Ediciones Lectio/Cossetània, noviembre de 2008.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Las cosas que no te dije

Por Carles Nel·lo ( Montseny, Catalunya)

(relato con música… clica sobre la imagen para escuchar este bello a la par que arrebatador relato)

Montseny

 

Amor mío, estas son las cosas que recuerdo de mi amor:

tus cálidas manos, tu cálido aliento, tu cálida boca, tus brazos a mi alrededor. Recuerdo sentirme seguro siempre, como una sola persona, los dos en silencio, en paz, entrelazados.

Recuerdo lo que sentí la primera vez que te besé, fue como… el gran salto. ¿Qué
recuerdas tú?.

¿Cómo sabré alguna vez lo que albergabas en tu corazón?. ¿Adónde fueron todas
las cosas que pensamos y sentimos, pero no dijimos?.

Amor mío, estas son las cosas que nunca te dije, estas son las cosas, que necesito que sepas:

siempre te quise y mi amor por ti era tan grande que sigue vivo, después de que te hayas ido.

Me gustaría decirte que lo haría de otro modo, que si tuviese un día más haría todo bien, pero sé que no es verdad, cometería los mismos errores, es decir, salvo uno, no diría adiós.

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: