RSS

Archivo de la etiqueta: miradas

Tu mirada

Su voz se reduce con humildad (Piensa). Sus labios cerrados se proyectan como en un beso (Pausa). Abre los brazos en gesto evangélico (Otra pausa). Mira lejos, a través de la ventana (Segura). Sopla ligeramente (Sonríe). La voz se torna más suave, si cabe (Dulce). Muestra sorpresa en su mirada. Con energía, piensa (Amante)… Devuelve la mirada (Cómplice)… y ya nada entonces querré saber del tiempo que transcurrirá al cruzarse nuestras miradas en el silencio, donde nos lo diremos todo. Cálido aliento. Tus brazos a mi alrededor. Los dos en silencio, entrelazados.

¿Para qué sirve una mirada? Pensado, tramado y escrito con el corazón, como no podía ser de otra manera, por la gran escritora cordobesa María del Pino.

 

Tu mirada puede tratarse de un arma eterna, efímera o contradictoria. Puede ser un mundo o la nada. A través de ella, puedes desprender la frialdad de un universo contrapuesto o la dulzura de un paraíso inmortal y cercano.

Tu mirada puede ser una virtud. Con ella velas los sueños del que amas, o atormentas a quien en silencio, con ella, te daña. También, esta te delata o te ensombrece. Todo depende de como quieras a tu alrededor divisar, o de como te osen observar.

Los ojos pueden declarar tu odio más interno e intenso o tu amor más secreto, tu alegría más viva o tu tristeza más oculta. Un susurro puede irse por tus pupilas a modo de suspiro, o por ellos pueden derretirse varios corazones silenciosos y cautelosos.

Yo de tus luceros me encandilé y a ellos por siempre me amarré. Porque de tus ojos me hice dueña en la claridad del día y bajo tu mirada soy prisionera de tu amor. Porque te veo y me ves, porque, sin tu pretender, lanzaste sutiles y suaves caricias sobre mi piel.

Cariño, mientras duermes, te observo y te fundo con una tierna y pasional mirada. Y sé que, cuando despiertas, la unión de nuestras visiones espanta todo mal que se posa en el mundo. Tú y yo, juntos, destruimos el tiempo y nuestro alrededor, inventando así un nuevo e idílico lugar, perdiendo la humanidad y simplemente deseándonos, el uno al otro, mirar.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

A dos días de la vida

De todas las historias en que la fe triunfa sobre el infortunio que han sido llevadas a la pantalla, no existe ninguna acerca de Job. ¿Quién iba a querer ver sufrir a alguien que le importa?. Todo aquel al que le preocupe no malgastar los seis euros que cuesta la entrada, tiraría las palomitas a la pantalla en cuanto le aparecieran las llagas. Todo tiene un límite. Al leer el libro de Job, uno se pregunta que pasaría por su cabeza mientras veía como perdía todo lo que amaba. Me gusta pensar que recordaba cosas que un día habían sido banales: campos de trigo, la lluvia, unas sandalias, una escoba en una esquina, su rebaño en el campo, sus hijos sentados a la mesa, y que daba gracias por todo ello.

Incluso en los peores momentos, hay manos que escriben palabras que nacen de un fascinante viaje al interior del alma para levantar el ánimo de la gente. Esas manos, movidas por ese alma, son hoy de Hada Cristina de los Sueños (HcS), de Madrid.

Relato con música.

Mañana será otro día, y volverá a salir el sol, que traerá nuevas ilusiones y nuevas esperanzas para todos. Si te has salido un poco, sólo un poco, del camino marcado, y no eres feliz y hoy no has tenido un buen día, piensa que mañana puede ser mejor, será mejor.

No mires nunca hacia atrás, sigue su senda, mirando siempre hacia adelante. Con esa mirada, al frente, en ese camino, encontrarás la salida del laberinto de pasiones, sombras y desengaños que es, a veces, la vida.

Vive tu vida soñando. Sé feliz. Porque la vida son cuatro días y dos, los llevamos ya a la espalda. Mañana, más y mejor. No importa los días de vida, sino la vida de esos dos días.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Soñando un mundo mejor

Los muertos, a veces, pesan tanto en los vivos que, en ocasiones, ocupan su lugar. Pero también hay que hacerles un lugar a los vivos. No es fácil morir pero tampoco lo es sobrevivir al horror. Hemos de aprender a vivir con el peso  de la incertidumbre y con un pasado que nunca llega a estar lo suficientemente lejos. ¿Qué trae la guerra, qué trae el conflicto?. Una memoria llena de silencio; un rastro de lo que queda, y de sus habitantes; la muerte de los lugares donde fuimos felices; nosotros, que dejamos de ser los mismos; si nos vamos es para no volver, más que como extraños, al lugar de donde partimos.

Soñando un mundo mejor, una poesía visual de Angel Entrena. Clica sobre la imagen para sentir la música.

 

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La noche que me quieras

Es difícil medir el valor de la vida de una persona. Para unos se mide por los seres que deja atrás. Para otros, se mide por la fe. Para otros, la vida es un tránsito, y carece de significado alguno. Y Para otros, por el amor. Moriremos, de eso no hay duda. Y posiblemente lo hagamos con los ojos cerrados pero aquellos que hayan amado, aún habiendo perdido, lo harán con el corazón bien abierto. Y ante la puerta solitaria, las derrotas dulces dejarán de ser amargas.

Un breve relato de Eva Morales (Calafell, Tarragona) que nos vuelve a hablar del amor. Un mujer, un color, campanas que repican amor, amor de una noche, una noche eterna. Clica sobre la imagen para escuchar la música de este breve y bello relato.

Se vestirá de fiesta con su mejor color,

al viento las campanas dirán que ya eres mía,

y locas las fontanas se contarán su amor,

la noche que me quieras.

Epílogo

Unos dirán que la felicidad es tener dinero, otros, tener una simple cerveza en la nevera, o ropa nueva en el armario y habrá también quien diga que la felicidad es poseer una excelente carrera laboral, o…

Hay quién opinan que viajar y conocer mundo es la felicidad. Y en eso estoy.

Pero para mí ser féliz es ser persona, es tener vida, tener la familia reunida, es vivir, soñar, llorar, sonreir… simplemente vivir rodeado de amor, de amistad; es el calor del ese abrazo; es la amistad de ese amigo que, pese a estar lejos, sabes que puedes contar con él, y que puedes coger el teléfono y llamarlo porque siempre te contestará.

Es despertar a las cinco de la mañana y ver que a tu lado está la persona que tanto amas, es dar una vuelta por tu casa y ver a tus hijos como sueñan con alcanzarla.

Es tener tu hogar, es la sencillez de una comida, es la sencillez de un desayuno con la familia, una dulce melodía que despierta tu corazón.

Es disfrutar de ese sol, de ese frio, de esa lluvia o de ese temporal de viento, simplemente disfrutar del momento.

Ser feliz es hacer de tu propia vida, una gran aventura, una locura y un enorme placer.

Pero, lo más importante de todo es que la verdadera felicidad consiste en tus propios actos, en no arrepentirse de nada porque lo tienes todo, en no hacer daño para no recibirlo, en ser uno mismo y disfrutar con ello.

Yo estoy buscándola y creo … que la he encontrado.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

África

Relato visual de Ángel Entrena López

Texto: Goyo Martínez y Ángel Entrena (por inspiración)

Relato con música (clica sobre la imagen para escuchar)

África, la tierra a la que, posiblemente, nunca iremos o nunca volveremos pero de la cual nuestra alma nunca se irá. Donde no hay nada pero está todo. Es distinta pero no es distinta. ¿ Qué es ser distinto?. Tomos somos distintos y nadie es distinto. A mitad del camino de casi todo, se encuentra la tierra dejada de la mano de Dios; quizá, de ahí, su magia. África, donde, de forma abismal, el tiempo pasa pero el sentido de las cosas queda; donde la puesta de sol aún es capaz de sorprender; donde la realidad, compleja, dramática, repleta de baches y curvas imprevistas, pero bella en todo caso, puede alterar cualquier guión de la vida; donde lo que se ve no existe y, sin embargo, se está viendo. Fue y es, casi por sorpresa, África, cielo de paciencia, pueblos olvidados por el tiempo y donde la muerte nos recuerda lo resistente que es el espíritu humano cuando quiere serlo.

Relato visual de Ángel Entrena de su álbum muy personal en Facebook (http://www.facebook.com/?ref=home#!/profile.php?id=100002339672592), absolutamente recomendable

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: