RSS

Archivo de la etiqueta: morir

Arriesga

Dijo en una ocasión Van Gogh: “¿qué sería de la vida, si no tuviéramos el valor de intentar algo uevo?”. Ciertamente, hay que tomar decisiones cuando se está “en el ajo”, porque teorizar es algo muy fácil. Y pese a los reveses de la vida, debemos arriesgar. Debemos correr los riesgos simplemente porque el más grande de los peligros de la vida es no arriesgarse. Las personas que no arriesgan nada no tienen nada, no hacen nada. Tal vez podrán evitar el sufrimiento y la tristeza, pero no logran aprender, sentir, cambiar, crecer o vivir. Solo cuando una persona arriesga, es verdaderamente libre. Quien quiere llegar busca caminos, quien no quiere llegar buscar excusas.

Nos lo cuenta con música Cristina Jiménez-Buil, de Madrid

Aunque reír es arriesgarse a parecer imbécil.

Aunque llorar es arriesgarse a parecer sentimental.

Aunque acercarse a alguien es arriesgarse a involucrarse.

Aunque mostrar tus sentimientos es arriesgar a que te sonrojes.

Aunque exponer tus ideas o tus sueños a una multitud es arriesgarse a perderlos.

Aunque amar es arriesgarse a no ser amado de la misma manera.

Aunque vivir es arriesgarse a morir.

Aunque desear es arriesgarse a ser defraudado.

Aunque intentar es arriesgarse a fallar…

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

A dos días de la vida

De todas las historias en que la fe triunfa sobre el infortunio que han sido llevadas a la pantalla, no existe ninguna acerca de Job. ¿Quién iba a querer ver sufrir a alguien que le importa?. Todo aquel al que le preocupe no malgastar los seis euros que cuesta la entrada, tiraría las palomitas a la pantalla en cuanto le aparecieran las llagas. Todo tiene un límite. Al leer el libro de Job, uno se pregunta que pasaría por su cabeza mientras veía como perdía todo lo que amaba. Me gusta pensar que recordaba cosas que un día habían sido banales: campos de trigo, la lluvia, unas sandalias, una escoba en una esquina, su rebaño en el campo, sus hijos sentados a la mesa, y que daba gracias por todo ello.

Incluso en los peores momentos, hay manos que escriben palabras que nacen de un fascinante viaje al interior del alma para levantar el ánimo de la gente. Esas manos, movidas por ese alma, son hoy de Hada Cristina de los Sueños (HcS), de Madrid.

Relato con música.

Mañana será otro día, y volverá a salir el sol, que traerá nuevas ilusiones y nuevas esperanzas para todos. Si te has salido un poco, sólo un poco, del camino marcado, y no eres feliz y hoy no has tenido un buen día, piensa que mañana puede ser mejor, será mejor.

No mires nunca hacia atrás, sigue su senda, mirando siempre hacia adelante. Con esa mirada, al frente, en ese camino, encontrarás la salida del laberinto de pasiones, sombras y desengaños que es, a veces, la vida.

Vive tu vida soñando. Sé feliz. Porque la vida son cuatro días y dos, los llevamos ya a la espalda. Mañana, más y mejor. No importa los días de vida, sino la vida de esos dos días.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: