RSS

Archivo de la etiqueta: recordar

Camino Galicia

Detengo el tiempo, allá donde el silencio huele a leña mojada y las tardes suenan a esquilas y cantos de grillos. Tranquilidad en estado puro; cuentos de lobos y bandoleros; rostros, de distina belleza, anclados en la memoria. Un friso continuo de ventanas que se abren y se cierran y en el que aparecen paisajes y personajes, pallozas de paja, estructuras con chimeneas humeantes, techos de pizarra… La magia de un lugar y de un tiempo.

Un poema de Luis Blas Serena, desde Galicia http://luisblasserena.wordpress.com/. Con música de Luar na Lubre.

¡Oh! Galicia, bella tierra

¡oh! Galicia, terra das meigas

siendo tu Galicia

tierra de gente obrera

repartida proporcionalmente

tus aguas, montes y praderas

 

Siendo tu Galicia

tierra de gente buena

trabajadora y sencilla

llena de gran fortaleza

 

Siendo tu Galicia

creada para la belleza

pues nunca vi paisajes

con tan majestuosa alteza

 

Siendo tu Galicia

única entre las tierras

de empanadas, de potes

y de pulpos da feiras

 

Siendo tu Galicia

por tu encanto y tus fiestas

tan querida por todos

aquellos que te conocen

y ya, siempre te recuerdan;

lástima que siguen abandonadas

tus calles caminos y carreteras

pues el corazón se me parte

porque también faltan escuelas

 

Muchos otros caminos

abandonados se quedan

por ganar protagonismo

de intereses que bolsillos llenan

a hijos traidores, de tu bella tierra

que se llaman gobernantes

pero no luchan, codo con codo

ni te elevan a las estrellas

ni te cuidan, ni te miman

o te dan, lo que tu les diera

que eso, es ser autentico gallego

gallego de tu bella y linda tierra

 

Sentirte, que es compartirte,

esos bellos sentimientos

de tantos escritores y poetas

Rosalía, Castelao, o

Camilo José de Cela

en sus escritos te enaltecen

ellos y tu pueblo, te elevan

con el pensamiento y la pluma

te hacen traspasar, todas las fronteras.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Como decían Faulkner y Unamuno…

Nos interrogamos sobre el presente y el futuro y pocas veces tenemos presente el pasado. Bien es cierto que, en muchos casos, el futuro nos tortura y el pasado nos encadena, y he ahí porqué se nos escapa el presente. Pero invirtamos la ecuación, en la que siempre existe una incógnita, que debe pertenecer al futuro, para que el pasado no sea pérdida sino suma. En ocasiones, como decía Faulkner, “el pasado no ha muerto, ni siquiera ha pasado”.

También lo dijo Miguel de Unamuno el 4 de junio de 1931 en el hotel Nacional de Madrid, una frase que pervive y siempre pervivirá en el tiempo: “Y ahora dejadme que siga con mis recuerdos, pues de ellos vivo, lo cual es lo mismo que vivir de esperanza, ya que quien no tiene pasado carece de futuro, y quien no ha hecho nada, no puede saber lo que va a hacer. Mi esperanza es la resurrección de mis recuerdos”.

Los recuerdos son uno de los legados más importantes del ser humano. Recordar y ser recordado es tan importante como la vida misma. Hoy persona, mañana recuerdo. Hoy recuerdo, ayer persona. Y cada cosa, en su sitio, porque no siempre estamos condenados a ser un triste violinista en un tejado.

Un relato breve (con música) de Dolors Guitart (Catalunya).

Quan mires enrera, t’adones que tot encaixa com les peces d’un trencaclosques. Cada cada moment ocupa el seu lloc, amb totes i cadascuna de les persones que varen formar part. Cada moment és únic, irrepetible, perquè nosaltres anem avançant, i cada moment és diferent de l’anterior. Som i no som els mateixos.

Cuando miras hacia atrás te das cuenta de que todo encaja, como las piezas de un rompecabezas. Cada momento ocupa su lugar, con todas y cada una de las personas que formaron parte. Cada momento es único, irrepetible, porque nosotros vamos avanzando, y cada momento es diferente del anterior. Somos y no somos los mismos. 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Al amigo que nunca conocí (Barcelona-Madrid-Barcelona)

Tengo un amiga que una día encontró en un cajón una carta de su primo, y que siempre echaría de menos, carta que ha inspirado algunos de los relatos de este blog, y de mi última vida.

Y en esa carta le dijo todo lo que no le había dicho. “Estas son las cosas que nunca te dije. Siempre te he querido. Mi amistad sigue viva aún cuando te has ido, aún cuando no has venido. Cometería los mismos errores, es decir, salvo uno, nunca te diré adiós”. 

Los gatos tienen siete vidas y yo ya estoy en la sexta… Y esa amiga tiene un primo en Florida (EEUU) de quien aún espera una carta. 

Sirva esta introducción para presentar un original relato de Basilio Molinero, de Madrid. Son unas breves e intensas palabras dedicadas a un amigo con el que nunca compartió un café y al que nunca abrazó y que siempre será su amigo.

Relato con música. I’m Yours (Live On Earth Single Video) 

Te cruzaste en mi camino, caprichos del destino, cargado de palabras y mejores intenciones. Un café nunca compartimos y ni un solo abrazo nos dimos, pero tan solo una cosa te digo, la distancia jamás será capaz de alejar lo que quiso el destino.

Eres ya parte de mi vida y de mis buenos amigos; te he colocado en un lugar mi especial de mi cofre secreto, llamémosle alma, donde tan solo caben buenas palabras, experiencias de la vida, buenos recuerdos, lágrimas de pena y alegría, y sin duda amigos, personas que llegan a ti.

Siempre tuyo, tuyo siempre. A un amigo. 

Tío Basi.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La palabra es el camino

Las palabras son la identidad de las personas que las inventaron, usaron y vivieron… Sin embargo, muchas se van para no volver. Los diccionarios son los que las desentierran pero no son los dioses que les puedan infundir nueva vida. Dicen que nos hemos de acostumbrar a perderlas. ¡No me resigno!, aún cuando, como nos recuerda Heráclito de Efeso, “todo cambia, nada permanece”.

Las palabras desahuciadas, incluso muertas, nos producen nostalgia. Pienso como
se sentiría Cervantes, Machado, Lorca, Unamuno, Hernández y tantos otros si estuvieran en una cafetería, en una oficina, en una escuela… y oyera las palabras con las cuales, en la actualidad, solemos comunicarnos. Pensarían que estamos en otro siglo. Quizá, en otro planeta. Acaso, pensarían que no somos de este mundo.

Soy partidario de los partidarios de las palabras que provocan armonía entre los seres; palabras que les hacen ser amables, palabras beneficiosas. ¿Dónde están esas palabras?. ¿Acaso han sido borradas intencionadamente de los diccionarios por aviesas mentes para que ya nunca el hombre y la mujer puedan hallar la paz de su espíritu?.

¿Acaso nunca más el hombre sabrá dilucidar sus disputas con el arma de las palabras?. ¡Las pistolas, ni de chocolate!. ¿Seremos tan idiotas de despreciar las palabras para que un día, cariacontecidos, sólo sepamos probar la hiel de la crisis, de la derrota y del daño?.

Pienso en lo terrible que es cuando a los humanos nos inundan los silencios. Permanecer callado es uno de los estados más horribles que podemos
experimentar. Poner por escrito las palabras que queremos gritar a los cuatro
vientos es una maravilla a la par que una tragedia del alma. Ya nada es lo que era, las palabras que sanaban de una u otra manera nuestras vidas, dichas por viejos o nuevos
políticos, ya no lo hacen. Y sólo gracias al humor y a la paciencia, podemos
continuar con las palabras que no nacen para un provecho propio. Lo peor es
encerrarnos en nuestro propio silencio.

Con las palabras no se puede decir todo pero se puede escribir todo aquello que no se puede decir con las palabras. Me lo decía hace unos días Marisol Marichalar:

” Escribir no es lo mismo que hablar. Me siento más cómoda escribiendo, aunque no sé expresar todo lo que siento. Con las palabras, me encanta sentir, me encanta ser yo…”.

Y lo hace para conocerse a sí misma, para descubrirse… La palabra es el camino.  No muere lo que se desaparece, sino lo que se olvida…

Clica sobre la imagen. ¡Que tengamos suerte!.

 

 

 

 

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Perdona que te recuerde

Por Goyo Martínez (desde un punto de la soledad en el Montseny, entre Barcelona y Girona, en el mundo, no sobre el mundo)

 

Recuerdas cuando éramos jóvenes y el porvenir aún era una página en blanco por escribir.

Recuerdo cuando podíamos rozar la textura del tiempo.

Recuerdas cuando aún podíamos tocar el cielo con las manos.

Recuerdo cuando nos preguntábamos adónde iríamos a parar aunque siempre íbamos a parar al mismo sitio.

Recuerdas el aire que respirábamos y el espacio que ocupábamos.

Recuerdo lugares que invitaban a enamorarse.

Recuerdas el tiempo que transcurría sin horarios.

Recuerdo aguas turquesas que no fueron pintadas, ni faros retocados, ni cielos  saturados de color por ingenios de la técnica.

Recuerdas el lugar donde se podía disfrutar de las pequeñas cosas, diminutas incluso.

Recuerdo cuando fijaba la vista en un sol ardiente.

Recuerdas aquel sol que comenzaba a caer tras el mar, dando inicio a un espectáculo de narajas, lilas y rosas.

Recuerdo cuando podíamos soñar con los ojos cerrados y el corazón abierto.

Recuerdas aquellos años que pasaron volando.

Recuerdo que éramos felices.

Recuerdas todo lo que pasó.

Recuerdo que todo me devolvía a ti.

Yo también lo recuerdo. Y cada vez que intento olvidar mis sentimientos por ti, terminan por volver y ya no quiero alojarlos. No quiero huir. No quiero perderte otra vez.

Recuerdas… recuerdo.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: