RSS

Archivo de la etiqueta: viento

El almuerzo diario

Tienen identidad. Y tienen alma. Y lo saben porque sufren y sienten. Sobre cosas, discuten. Sobre emociones, dialogan. Buscan en el interior de sí mismos, sin miedo a encontrar monstruos que tratarán de enterrar profundamente para que no afloren de nuevo. Porque saben que los fantasmas mal reprimidos siempre acaban por revivir. Y saben reír. Y también saben llorar, porque forma parte de su forma de ser.

¿Quién ha dicho que el hombre que llora es un cobarde?.

Y te sentarás con ellos en la terraza de un bar, en la desigual noche de octubre, y te hablarán de sus frustraciones y sus deseos, de sus inquitudes y sus esperanzas… y te sentirás bien. Y compartirás con ellos una cerveza en la certeza de saberte en un escenario amigo, de palabras y gestos cómplices, de sonrisas y lamentos, porque también forman parte de la vida.

Son David Viñas y David Creus, de Mollet del Vallès (Barcelona) y se hacen llamar “Estamos locos“. Nos dicen que son las palabras que quieren escuchar cada mañana… de alegría, de amor, de felicidad… para encarar la cuesta arriba del día y luego, cuesta abajo, en el crespúsculo, dar las gracias por haber tenido otro día.

Estamos Locos, no miramos de comprender las actitudes de la gente;, Estamos Locos, no miramos de comprender las palabras de nadie; Estamos Locos, no miramos de ser lo que no deseamos ser, ni de decir lo que no queremos decir; simplemente Estamos Locos. Somos lo que somos. Dos locos maravillosos. Clica sobre su imagen, contigo maravillosas locuras.

A alguien en el mundo: tus palabras, palabras que no se lleva el viento, nos recuerdan que el mundo gira sin detenerse, constante el giro. Tus palabras, palabras que devuelve el viento, nos dicen si nuestro día, pan nuestro, estará presidido por la felicidad, bendita felicidad, o por la desesperación, maldita desesperación.  

Como el viejo hombre del rincón del bar dijo: en algún momento todos tenemos algo que debemos hacer, el engranaje gira, constante el giro. A veces un giro te lleva a donde quieres, querer es poder; a veces te lleva incluso más lejos; a mundos que están aquí, que están en ti. 

Queremos gente que nos dé los buenos días, pan nuestro; que hable de felicidad, feliz quien ama; ama la belleza; bella ternura, tierna alegría.

El viento trae tus palabras: nuestro almuerzo diario.

__________________________________________________________________________

Nota de Goyo Martínez: quiero aprovechar la ocasión para aplaudir una iniciativa de este grupo. Suelen reunirse la noche de los jueves en el pub Transit, Mollet del Vallès, (gobernado por Adolfo Eizaguirre) para compartir tertulia en lo que llaman “Cheers Transit”. Cuentan cuentos, relatos y, en una preciosa idea, despliegan una sábana donde dejar una firma, una reflexión, una idea, una poseía… para la posteridad.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

¿ Para qué sirve un pájaro?

Pocos, muy pocos, prestamos atención a las cosas extraordinarias que nos ofrece la vida y que consideramos rutinarias, repetitivas, incluso triviales. Hoy en día, en la vorágine de la cotidianidad que nos arrastra hasta convertirnos en seres cómodamente insesibles, ni siquiera recordamos que los pájaros cantan. Es casi un lujo para los sentidos.

Este relato nace en Facebook a partir de una reflexión que hoy nos puede parecer una tontería pero que merece una atención especial porque nos interroga sobre quiénes somos, qué queremos, adónde vamos y cómo es hacerse viejos.

Raquel Escriña Carrasco escuchó a un pájaro cantar y le buscó un significado. Y a fe que lo encontró, con el apoyo de comentarios de Marisol Marichalar, María Beltrán y Goyo Martínez.

Relato con música. Yo también hago pájaros de barro y los echo a volar (Manolo García)

 

Un pájaro no canta porque tenga una respuesta; canta porque tiene una canción /  Y yo canto a la vida, y le doy un beso / Y si un pájaro te dice que estás loco debes estarlo, pues los pájaros no hablan. ¡Bendita locura”, pues que hermoso es tener una canción. Hago pájaros de barro y los echo a volar, y escuchó su canción.

 

 

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: